Por Eliza Cavazos


Rodéate de aquellos que deseas... Influencias positivas

Escoge a tus amigos con Sabiduría. Rodéate con el tipo de personas por el que luchas en convertirte, y será casi imposible para ti no manifestar el bien absoluto de tu interior.
Día a día nos enfrentamos con un sinnúmero de situaciones, cambios y dificultades, que fácilmente nos pueden hacer perder el entusiasmo e ilusión por la vida, lo primero que tienes que saber, es que en esos momentos de dificultad mantener una actitud positiva te ayudará a ver las cosas desde un enfoque más beneficioso para ti.
Esta actitud es la que te permitirá aprender de tus experiencias y usarlas en tu favor para crecer y evolucionar, y con estos ejercicios no sólo podrás recuperar tu entusiasmo cuando lo sientas perdido, sino que además te ayudarán a mantener una actitud positiva frente a la vida.
Nuestras acciones y pensamientos son positivos o negativos como los imanes, todo pensamiento, bueno y malo, es creativo y tiende a dar paso a algo material, es por esto que deberíamos aprender a ser más positivos. El medio ambiente y todas las experiencias en la vida son el resultado de los pensamientos habituales y predominantes. Los pensamientos negativos pueden señalarnos algo que necesita de nuestra atención. Así pues, los pensamientos te llevan a descubrir lo que se necesita hacer y uno puede pensar positivamente o negativamente para solucionarlo. Muchas personas no logran ver un evento negativo como una experiencia de aprendizaje y siguen sintiéndose victimadas e indefensas, y finalmente culpan a otros por lo que ellos mismos atrajeron.
Nuestra propia negatividad norma el día, pero entre más pensamos positivamente, más pro-activamente actuaremos y alcanzaremos nuestras metas, y encontraremos formas de superar y aceptar opciones positivas y esas tendrán su recompensa.
Es muy importante que en esos momentos de bajón emocional, pongas a trabajar tu mente a tu favor y eso lo haces buscando y enfocando toda tu atención en lo positivo que conservas en ese instante de tu vida. Puedes hacer una lista de gratitud, en esa lista da las gracias por todo lo bueno que tienes.
Evita afianzar tu atención en lo negativo y aferrarte a lo malo que ocurre en tu vida. Cuando lo hacemos, nos llenamos de emociones y pensamientos negativos que afectan nuestra visión de la vida y nuestra manera de ser.
Hagamos cosas que amemos hacer, suena simple pero es difícil de hacer algunas veces ya que nuestra vida puede ser muy ajetreada.
Hay que ponernos tareas que nos hagan consistentemente felices para realizar en el día.
La clave es seguir buscando y buscando influencias positivas. Cuando estás rodeado de mensajes positivos, las personas, las creencias y actividades que usted estará en mejores condiciones para manejar los desafíos de la vida y tu vida será más plena. Confía en mí. No estamos solos en este mundo y no tener que pasar por los desafíos de la vida por sí solos.
La vida es el conjunto de cosas que nos pasan. Así expresado puede dar la sensación de que podemos ejercer poco control sobre esas cosas y sin embargo ese control puede ser extremadamente grande, pues podemos en gran parte elegir nuestro destino cada instante de nuestra vida
Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, a partir de ahora cada contratiempo será una oportunidad maravillosa para convertirlo en un desafío para el que buscar soluciones alternativas al enfado y la frustración.
Quizás lo más interesante es aplicarlo en el trabajo diario para conseguir hacer de él una experiencia gratificante, que cualquier trabajo ofrece, aunque a primera vista uno no pueda comprenderlo. Se trata de cambiar nuestra forma de ver el trabajo, de ver los desafíos que nos ofrece cada día, de ver claramente nuestras metas y también de poder evaluar los resultados (retroalimentación). Por supuesto, hay trabajos más propicios para eso, y por ello, no sólo es importante cambiar nuestra forma de ver el trabajo sino también puede ayudar cambiar el trabajo en sí mismo para que cumpla esas características.
No debemos concluir que relativizar los problemas tiene sólo consecuencias positivas. Los problemas deben afrontarse buscando las mejores soluciones, pero eso no indica que debamos sufrir mientras el problema exista, pues, en la mayoría de los casos ese sufrimiento no sólo no conduce a la mejor solución, sino que impide llegar a ella. Finalmente, todo esto también es aplicable para intentar alcanzar la sostenibilidad de nuestro modo de vida. Siendo respetuosos con nuestro planeta y con los demás, podemos sentirnos mejor con nosotros mismos.
Mientras recorremos el camino de la vida, aquellos a quienes decidimos llevar con nosotros en el camino, influyen en nuestro destino.
Un fuerte abrazo y nos leemos el próximo miércoles.

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla