Banner

El problema se debió a una fuga en la tubería que conecta al acueducto con los pozos para abastecerlos de agua entubada.

Por Candelaria González

TRIBUNA

Sin agua entubada se quedaron ayer 3 mil 580 habitantes de las comunidades indígenas de Tajimaroa, La Lomita, Estación Corral y Loma de Guamúchil, debido a una fuga en el acueducto del Río Yaqui de 11 pozos que abastecen a Empalme, Guaymas y San Carlos.

Fue a las 05:00 de la mañana del pasado viernes cuando Aída Luz Marín, avecindada de Estación Corral, se percató que no salía agua de la llave.

Igual le sucedió a las hermanas de la Etnia Yaqui, Consuelo Chávez y Rosa Chávez, quienes ante la escasez de agua tuvieron que comprar agua de garrafón cuyo costo es de 10 y 12 pesos. “Ni siquiera nos avisaron y yo tengo poca agua que utilizó en un tambo de 200 litros”.

Al respecto, Miguel Ángel Cota Tórtola, asesor de las Autoridades Indígenas, confirmó que el problema se debió a una fuga en la tubería que conecta al acueducto con los pozos para abastecerlos de agua entubada.

Dijo que al enterarse de la situación de inmediato solicitaron al Ayuntamiento los abasteciera de agua potable mediante las pipas, para las familias que están sin el vital líquido.

Señaló que de la Loma de Guamúchil son mil 300, en Tajimaroa 600, en la Lomita 80 y Estación Corral mil 600, siendo un total de 3 mil 580 afectados.

Al respecto, el coordinador de Asuntos Indígenas, Comisarías y Delegaciones, Rolando Cruz Morales, dijo que de inmediato solicitaron el abastecimiento del agua para las comunidades indígenas.