Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Aunque hay indicios de una mejoría económica, la persistencia de elevados niveles de desempleo, la aún baja confianza de los hogares y de las empresas, y los efectos de los cambios en materia fiscal no sugieren una recuperación significativa de la demanda interna, aseguró el Banco de México (BANXICO).
Al dar a conocer las minutas sobre la decisión de política monetaria, el instituto central reconoció que la actividad económica del País mostró un bajo dinamismo en el primer trimestre de 2014.
En el periodo enero-marzo, los miembros de la Junta de Gobierno del Banco Central Nacional, coincidieron en que se observó una expansión económica menor a la esperada hace meses.
Sin embargo, dijeron, hay factores internos que no han permitido una recuperación vigorosa en la actividad productiva.
La tasa de desocupación se ubicó en 4.81% durante marzo; mientras que el índice de la confianza del consumidor reportó entre enero y febrero sus niveles más bajos en los últimos cuatro años.
Reconocieron que otros indicadores han comenzado a mostrar cierta mejoría hacia finales del trimestre.
Las exportaciones, un mejor desempeño del gasto público y el consumo privado han tenido un mejor desempeño en las últimas fechas. Es por ello, que prevén una mayor recuperación de la economía durante los próximos meses.