Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Después de estar preso durante 5 años, 4 meses y 16 días, un tribunal federal ordenó ayer la libertad de Timoteo Mata Cruz, subdirector de Seguridad Pública de Zihuatanejo, tras concluir que no hay evidencias de que brindara protección a los Beltrán Leyva en Guerrero.
La magistrada Sara Olimpia Reyes García, titular del Primer Tribunal Unitario Penal de Nayarit, revocó la formal prisión que le dictaron por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y delincuencia organizada con la finalidad de cometer ilícitos contra la salud, según documentos judiciales.
Con base en el resolutivo de la apelación, Reyes dictó la libertad por falta de elementos para procesar al también ex capitán segundo de Infantería retirado y giró un oficio a la dirección del Penal Federal de “El Rincón”, en Tepic, para ordenar su excarcelación.
Su abogado Rodolfo de la Guardia detalló que la clave para desmontar este caso fue que durante el juicio nunca se corroboraron las imputaciones de un testigo protegido de nombre “Soraya”, quien vinculó a Mata con la organización de los Beltrán.
Igualmente, se acreditó que las armas de fuego que le imputaron portar ilegalmente, en realidad estaban amparadas por la licencia colectiva 110 de Zihuatanejo.
“A Mata le llevó más de cinco años que le creyeran que esas armas que tenía contaban con un permiso legal, por ser un mando de la Policía, ser ex militar y contar con una licencia”, dijo el defensor.
El ex mando policial fue detenido por el Ejército junto con otros 22 sujetos -6 de ellos sus escoltas de la Policía Municipal- durante un operativo que tuvo lugar el 23 de diciembre de 2008 en un palenque ubicado en el Paseo de Zihuatanejo.
Entre los capturados también estaban Luis Antonio Romero de los Santos “El Chavo”, jefe de Plaza de los Beltrán en Zihuatanejo, y Francisco Javier Cortés Osorio “El Oso”, ex miembro de la Policía Ministerial de Guerrero, a quien en su momento vincularon con “Los Pelones”, sicarios al servicio del cártel.
En aquella ocasión, a los detenidos les aseguraron un total de 22 armas largas, 8 cortas y 4 granadas, así como 154 dosis de droga, 7 camionetas -dos de ellas blindadas-, 19 celulares y 6 equipos de radio comunicación.
Después de un arraigo de 80 días, Mata fue encarcelado en el Penal de “El Rincón” y el Juzgado Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales dictó la formal prisión en su contra, pues en su opinión la acusación tenía los indicios suficientes para abrirle un juicio.
El ex mando policiaco consiguió el año pasado que se ordenara una reposición, sin embargo, cuando regresó el expediente al juzgado para que fuera revisado, su titular José Luis Gómez Martínez nuevamente resolvió sujetarlo a juicio, en un fallo del 15 de noviembre de 2013.
Mata apeló esta determinación y esta semana finalmente el Primer Tribunal Unitario Penal de Tepic le concedió la razón, llegando a la conclusión de que era inocente y de que la acusación no tenía pruebas suficientes ni siquiera para sostener un proceso penal.