Banner

Por Rachel García Vega
TRIBUNA
En un 50% se incrementaron en días pasados las visitas de los pignorantes a las diferentes casas de empeño de la localidad, los cuales lo hicieron con la idea de empeñar sus artículos de valor para poder adquirir un obsequio para sus mamás, esposas e hijas que el pasado sábado celebraron el “Día de las Madres”.
La afluencia en los negocios de ese giro se vio incrementada desde los primeros días del presente mes, sin embargo fue hasta el 8 de mayo cuando repuntó totalmente, debido a que la gente ya salió con la prisa de adquirir un regalo.
Carlos Rodríguez Lizárraga quien labora en una casa de empeño de la localidad ubicada por la calle Sinaloa expresó que la gente empeñó desde joyería hasta electrodomésticos y electrónicos que tienen en sus domicilios.
“Recibimos de todo; joyería, llantas, televisiones, tabletas, laptops, computadoras, cámaras fotográficas, cámaras de video, refrigeradores, microondas, en fin todos aquellos artículos del hogar que tienen valor”.
Informó que antes de recibir una joya el negocio considera el estado y acabado de la misma, pero por lo regular son entre 180 y 200 pesos lo que pagan por cada gramo que reciben.
Dijo que en estos días mucha gente salió a empeñar, debido a que el “10 de Mayo” es una de las celebraciones que no caen en quincena, lo que obliga a quienes no se prepararon con anticipación a endeudarse o recurrir a las casas de empeño a dejar en garantía sus prendas de valor, para que las madres de familia no se queden sin su regalo.
Indicó que el día de ayer la afluencia en las casas de empeño bajó considerablemente, debido a que la gente ya salió de sus apuros económicos.
Por su parte, el joven José Luis Higareda quien también labora en una casa de empeño del Centro de la Ciudad dijo que será aproximadamente dentro de tres meses cuando la mayoría de las personas que acudieron estos días a empeñar sus prendas de valor regresen para recuperarlas.
Finalmente, dijo que entre el 80 y 85% de las personas que acuden a empeñar sus joyas las recuperan y el resto las pierden debido a que no reúnen el dinero que necesitan para sacarlas.