Por Dalia Martínez
EL UNIVERSAL
MORELIA.- El comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, informó ayer lunes que fue decomisado en el puerto de Manzanillo, Colima, un buque con 100 mil toneladas de hierro ilegal como parte de las acciones dirigidas a desarticular las capacidades financieras del crimen organizado.
El comisionado dijo que en coordinación con el Servicio de Administración Tributaria “fue decomisado un buque con un nuevo cargamento de material mineral que pretendía ser exportado”.
De acuerdo con el informe, la mercancía iba cargada en un buque llamado Best Visión, que no pudo acreditar el origen establecido en los soportes documentales de su cargamento de hierro, lo que dio pie al embargo de la mercancía, cercana a las 100 mil toneladas de mineral que tiene un valor de varios millones de dólares.
De esta detención se informó a la Procuraduría General de la República para el inicio de la averiguación previa por robo “contra el consumo y riqueza nacional”.
Además, dijo Castillo, se notificó a la Secretaría de Economía de esta acción para el retiro de la concesión correspondiente a la empresa “que pretendió dolosa y falsamente exportar el mineral extraído ilegalmente”.

Desarme exitoso
Este lunes las armas registradas dentro del proceso de Desmovilización, Registro y Desarme suman 7 mil 868, de las cuales 5 mil 588 son de uso exclusivo del ejército y 2 mil 280 de calibres permitidos, notificó el comisionado.
“Los permisos expedidos en este proceso son sólo de posesión, no de portación. Todo civil que transite armado en las vías de comunicación del Estado será detenido”, reitero.
Luego de que el sábado pasado rindieron protesta los primeros integrantes de la Fuerza Rural Estatal en Tepalcatepec y Buenavista, al día siguiente iniciaron sus labores. En esta semana, agregó, tomarán protesta nuevos integrantes de Fuerzas Rurales en otros municipios de la Entidad.
Como parte de las acciones para el desmantelamiento de los grupos criminales, que realizaron de manera conjunta fuerzas federales y la Fuerza Rural Estatal, se efectuó un operativo de captura y desarme en Tumbiscatio, Arteaga y Lázaro Cárdenas, donde se detuvo a 155 personas.
“Las personas detenidas en este operativo se ostentaban como autodefensas. De ellos 130 fueron consignados ante el juez federal”, puntualizó el comisionado.
Entre los detenidos se encuentran 10 menores de edad “involucrados con este grupo delictivo, mismos que fueron puestos a disposición del juzgado de adolescentes del Tribunal Superior de Justicia del Estado”.
Héctor López Andrade, uno de los capturados, fue identificado como operador directo de Servando Gómez La Tuta, y líder del grupo criminal en las localidades de Tumbiscatío y Arteaga.