Banner

sergio ibarra

Aunque, ciertamente, como lo advierte el cierto y conocido refrán de que no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre, mañana que se festeja el Día del Maestro, ese mismo que pasa horas enteras al frente de sus alumnos y se preocupa porque estos terminen felizmente su año lectivo, es decir, aprobadamente, también es cierto que, hasta la fecha, mientras censos van y vienen, mañana que es 15 de mayo, un total de 39,222 personas estarán cobrando su cheque, no obstante a que nadie los conoce en la escuela a la que fueron “designados”. De igual forma, otros 30,695 que no trabajan como educadores, sino al servicio del SNTE y de la CNTE, se presentarán también a cobrar como si realmente cumplieran como educadores al servicio de México. A todo esto, deberemos agregar que existen parásitos que cobran sueldo de maestros a nombre de personas jubiladas, retiradas, o que sencillamente ya fallecieron. La información no es un invento de los muchos detractores que sin duda habrán de tener el magisterio y sus líderes, la profesora Gordillo, de vacaciones, en este momento en Santa Marta Acatitla y no precisamente acusada de estas fallas que ahora se enumeran y a la que no le alcanzaría la vida para ponerse al parejo con los mexicanos, vamos ni siquiera de los líderes magisteriales o algún partido opositor a Peña Nieto. No. Te voy a ayudar un poco, desmemoriado lector. La información y el grito en el cielo la dio ni más ni menos que el mismo titular de la SEP en México, don Emilio Chuayffet Chemor, el mismo que nos dijo que, según información en su poder, existen un total de 298 mil, 174 personas que reciben sueldo de maestros sin siquiera laborar en escuela alguna, lo que representa una pérdida de 35 mil millones de pesos al año del llamado fondo para la educación. Lo peor del asunto es que, cuando todo mundo esperaría que a más tardar este año fuera subsanada tan descarada estafa, hasta el momento no ha salido nadie más de la SEP o de los propios sindicatos aludidos a decirnos que este mega robo en despoblado ya ha sido frenado. Desde luego que tampoco se nos ha dicho qué ha pasado con las llamadas pruebas Enlace o con aquel otro fantástico programa de evaluación con el que la SEP y los mismos padres de familia pretenden medir el nivel de calidad de aquellos que están al frente de la educación de nuestros hijos, programa que, como ya se ha visto, parece causar urticaria a la mayoría de los educadores y que hasta el momento, se oponen a ser evaluados. Lo anterior demuestra además dos cosas; no es la falta de dinero lo que frena la educación en México, sino los altos índices de corrupción que se manejan en la administración de los mismos al sostener esta pesada carga de zánganos de la que nos habló Chuayffet hace algunos meses y que, en definitiva, hacen ver la diferencia de la pobreza educativa que se vive en algunas regiones del País con escuelas a punto de venirse abajo o la construcción de miles de estas en donde no las hay. Otro escalofriante dato que de alguna manera estará opacando el festejo de mañana y el que hoy estará ofreciendo el alcalde Rogelio Díaz Brown a los mentores cajemenses es el bajo costo por estudiante que se tiene en México, en comparación con la media mundial, mismo que, de seguirse manteniendo en las mismas, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, la OCDE, a los mexicanos nos tomará más de 25 años alcanzar los niveles promedio de matemáticas y más de 65 años en lectura, lo que en definitiva nos reprueba ante el mundo...
FIERRITOS EN LA LUMBRE... ¿Se acuerda usted de la señora Guadalupe Ruiz Durazo quien firma como contralora ciudadana y que hace más de seis meses prometió que en cuestión de dos o tres meses nos tendría resultados, a los sonorenses, al respecto de la danza millonaria de 600 millones de pesos que nadie sabe nadie supo en donde fueron a parar por más que se nos dijo que estos serían canalizados al Fondo de Modernización del Transporte en Sonora?... Bueno, pues con la novedad de que, ayer salió a dar la cara, sí, pero no para informar sobre el destino de esos 600 millones de pesos, sino para aclararles a aquellos que estaban con el pendiente de que su único interés como contralora, (ya nada más de palabra ante el fenomenal tache que se ha ganado) es que el recurso llegue a la gente. ¿Usted entiende? nosotros tampoco. De todas maneras, feliz Día del Maestro con especial atención a quienes, en sus tiempos, hicieron un apostolado de su noble tarea y a quienes, por no ponerles la debida atención, viene a parar de sencillo aplastateclas (sin albur); a don Rigoberto Pacheco Ibarra, entrañable maestro de historia en secundaria y preparatoria; a don Eugenio Navarro, a quien todavía, en mis pesadillas numéricas intento descifrar sus larguísimos logaritmos, senos, cosenos y cotangentes de los que solo logré engentarme; al profe Felipe Valdez Nieblas, al recién entrevistado, el profesor José María Ruiz Vázquez y, desde luego, al maestro de tantas generaciones y fundador de algunas instituciones como el Colegio de Bachilleres, ITESCA, la Uno, UTS, etc, licenciado, Alberto Flores Urbina con el que tuve el gusto de colaborar, aunque por breve tiempo, a su paso por la Universidad Tecnológica del Sur del Estado, lo mismo que a mi amigo de infancia, el ingeniero Valentín León Torres, ex director del ITA 21, a su hermano José Juan y al actual director de la citada UTS, Hermenegildo Lagarda...
Sugerencias y comentarios; Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla