Banner

Por Federico Osorio Altúzar


CAJEME DIGITAL: LA MODERNIDAD DESDE EL MUNICIPIO

Cuna de la democracia es el Municipio, cimiento del federalismo y hoy en día umbral de modernidad. La Era Digital llega a sus demarcaciones para consagrar sus espacios en aras del cambio, de la identificación entre mandantes y gobernados. Es formidable punto de apoyo para remover la anquilosada maquina burocrática y remozarla, convirtiéndola en ágil espacio de bienestar, prosperidad y desarrollo.
Cajeme Municipio, la urbe que la encabeza, Ciudad Obregón, hace historia a partir de recientes décadas, primero al hacer de su Valle, el Valle del Yaqui, granero nacional.. Luego, más recientemente, al dar la gran campanada de comienzos del siglo en que vivimos, al figurar como una vasta ciudad universitaria por el número de instituciones de educación superior, privadas y públicas. Y por la denodada batalla, que sin duda ganará, a fin de dar entrada a la máxima casa de estudios del país, la UNAM, a miles y miles de aspirantes que trabajan y estudian, haciendo realidad el sueño de contar con sistemas de enseñanza a distancia, con apoyo en los medios electrónicos a disposición.
Hoy Cajeme da un verdadero salto a la modernidad, vía las revolucionarias tecnologías que hacen posible unir lo disperso, imbuir al organismo denominado comunidad de renovados hálitos de vida, y en el cual la sístole y diástole puedan ser trasunto de vitalidad, dinamismo creativo y de convivencia en paz y armonía.
Rogelio Díaz Brown, su infatigable alcalde, anuncia el logro de transformar a Cajeme en un huésped distinguido de la Era Digital. Da a conocer lo que, sin duda, es fruto de su propósito renovador. Por lo mismo, pone énfasis en el ideal de participación ciudadana como pivote de una buena y dinámica convivencia, bajo los principios de transparencia, libertad y corresponsabilidad.
El inicio se motiva con ánimo constructivo cuyo objetivo es hacer de la experiencia democrática un vasto laboratorio comunitario, una especie de escaparate o espectacular en el cual se puedan observar los que gobiernan y los ciudadanos, los que emiten órdenes y los que llevan consigo necesidades que apremian y demandas que no esperan.
Pero un funcionario del común difícilmente da curso a la modernización de medios técnicos a su alcance, con la mira de hacer translúcidas sus actuaciones ante una ciudadanía dispuesta a exigir que se cumplan las normas de control administrativo, ante usuarios que carecen de servicios relacionados con la seguridad, la idónea calidad de vida y con tangible libertad de expresión. Usuarios, en fin, que quieren ver qué se hace y a qué destino tienen sus aportaciones y cuotas impositivas.
Así, es importante que las nuevas tecnologías estén al alcance de los usuarios. Y que el adiestramiento, la capacitación y el manejo de los sistemas eviten que todo siga igual. Que impidan antiguos usos y costumbres de nefasta memoria que arrumba en rincones y sótanos de Palacio todo viso modernizador y, con ello, las ventajas de la invención digital de que se habla ahora, representada en la alianza del Municipio con la empresa Microsoft.
Da magnífico ejemplo el Municipio de Cajeme al cambiar desde dentro la obsoleta fachada política paternalista encubridora, y para beneficio de la convivencia democrática, para su prosperidad material. Su enseñanza trasciende los límites de su circunscripción como factor de cambio. Trasciende a la Entidad, requerida de medios y recursos a fin de salir del abandono, la incomunicación y el aislamiento, sobre todo en zonas dominadas por la pobreza, el hambre y la incultura, en valles y montañas.
El salto a la modernidad hará que en el futuro los aprendices de la política no tengan que hacer en la administración y conducción de asuntos que tienen que ver con la paz productiva y el bienestar de los ciudadanos.
http://federicoosorioaltuzar.blogspot.mx