Penchyna dijo que las facturas del consumidor pueden bajar en 18 meses, a partir de que se apruebe la legislación secundaria de la reforma.

EL UNIVERSAL
MÉXICO, D.F.- Con la reforma energética el precio de la gasolina no bajará, sólo se regirá por el mercado, reconocieron senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN). Cualquier disminución, explicaron, tendría que darse vía subsidio, lo que representaría una pesada carga económica para el gobierno.
El precio del combustible se plegará a los del mercado internacional, comentó el panista José Luis Lavalle, secretario de la Comisión de Energía.
El presidente de dicha instancia, David Penchyna, del PRI, aseguró por su parte que subsidiar la gasolina acaba beneficiando a quienes más recursos tienen.
Respecto a gas y electricidad, Lavalle auguró bajas en las tarifas de ambos productos.
Penchyna dijo que las facturas del consumidor pueden bajar en 18 meses, a partir de que se apruebe la legislación secundaria de la reforma.