NOTIMEX
MADRID.- Arabia Saudita actualizó ayer el número de casos del Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Medio Oriente (MERS-CoV), y confirmó 168 decesos y 629 personas infectadas desde la aparición del virus en septiembre de 2012.
El saldo de la enfermedad se elevó ayer con el fallecimiento de cinco pacientes en las últimas horas y el diagnóstico de infección en nueve personas más, precisó el Ministerio saudita de Salud en su más reciente boletín publicado en su página web.
Detalló que tres de las últimas víctimas mortales -una mujer de 80 años y dos hombres de 67 y 55- perecieron en un hospital público en la ciudad de Jedda, mientras que las otras dos fueron un enfermo de 71 años en Riyad y una paciente de 77 años en Medina.
Los nuevos decesos por el MERS-CoV fueron confirmados apenas unos días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió que la propagación de la enfermedad continúa, pero aún no constituye una emergencia sanitaria mundial.
Sin embargo, pidió a los países la adopción de medidas necesarias en sus centros de salud para prevenir y controlar la infección, que apareció por primera vez en Medio Oriente en septiembre de 2012 y le fue diagnosticado a un hombre qatarí que visitó Arabia Saudita.
El MERS-CoV es considerado letal, pero menos transmisible que el virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) que apareció en Asia en el año 2003 e infectó a ocho mil 273 personas, de las cuales más de 700 murieron.
Además de Arabia Saudita, que es la más afectada por la enfermedad, el MERS-CoV se ha propagado a otros 16 países, incluidos las naciones del Golfo Pérsico, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Túnez y Reino Unido.