THE ASSOCIATED PRESS
ALBUQUERQUE.- Más de 500 contenedores de desechos nucleares provenientes del Laboratorio Nacional Los Álamos fueron empacados con arena para gatos, la cual se presume causó una reacción química que liberó radiación en el depósito subterráneo del Gobierno Federal, dijeron el martes funcionarios estatales.
El secretario del Medio Ambiente Ryan Flynn dio al Departamento de Energía federal y al contratista que opera la Planta Piloto de Aislamiento de Desperdicios hasta el viernes para detallar planes para sellar permanentemente las cámaras subterráneas donde se almacenaron más de 300 de los contenedores potencialmente peligrosos.
Además de los 369 contenedores en el depósito del Sureste de Nuevo México, las autoridades ambientales dicen que todavía hay más de 57 en Los Álamos y más de 100 en el Oeste de Texas.
Los desechos nucleares fueron empacados con arena para gatos que absorbería la humedad. Las autoridades investigan si el haber cambiado de arena inorgánica a orgánica provocó la fuga en febrero que contaminó a 22 trabajadores.