Banner

Por Abraham Saucedo
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- Para enfrentar la competencia que no ha tenido en más de 76 años, Pemex emprenderá una serie de cambios estructurales.
Estos irán desde eficientar sus procesos administrativos hasta retirarse de los negocios en los que su operación no es rentable, según lo informó Carlos Murrieta Cummings, director corporativo de operaciones de la petrolera.
Durante su participación en el Foro IMEF, refirió que una vez se hayan definido las leyes secundarias de la Reforma Energética anunciarían la nueva estructura, que busca ser más eficiente y que quite a Pemex sus burocracias internas.
“Hoy en día algún organismo que quiera pasar un proyecto de más de 200 millones de dólares tiene que pasar por 6 diferentes instancias: dos consejos, dos comités de estrategia; si vamos a pasar vía contrato pasamos a dos más, más el grupo de inversión financiera, es una locura”, ejemplificó.
“Ese tipo de cosas desaparecerían”.
La petrolera tendría un nuevo Gobierno Corporativo que ayudaría a la transparencia y formalización de sus operaciones, explicó.
Señaló que para convertirse en la empresa más competitiva en los mercados relevantes de la industria petrolera, seleccionará los mercados donde compite y gana, abandonará algunos y entrará a otros.
“Hay algunos negocios en los cuales hoy en día no participamos”, refirió, “como puede ser, y no digo que lo vayamos a hacer, pero puede ser la cuestión del Gas LP al usuario final, que es algo que por diversos motivos a lo largo de la historia de Pemex se nos pidió que nos retiráramos”.