Banner

THE ASSOCIATED PRESS
OAK CREEK CANYON.- Un incendio azuzado por el viento en un cañón cerca de Sedona aumentó en cuatro veces su tamaño ayer miércoles, amenazando a viviendas y negocios que atraen a miles de turistas a Arizona en esta época del año, al tiempo que las condiciones ventosas obligaron a mantener en tierra las aeronaves para combatirlo.
Cientos de Bomberos se desplazaron al Norte del Estado para luchar contra el fuego, que arrojó enormes columnas de humo y echó a perder los planes para el fin de semana del Día de la Recordación en la popular zona, donde los visitantes suelen acampar y practicar excursionismo.
Las autoridades advirtieron a unos 3200 vecinos entre Sedona y Flagstaff que deberían estar listos para evacuar si el fuego avanzaba más el miércoles. Para la tarde muchos ya se habían ido por propia iniciativa a medida que el incendio crecía a aproximadamente 18,1 kilómetros cuadrados (7 millas cuadradas).
Los funcionarios estatales temen que el fuego pudiera ser un preludio de lo que pudiera convertirse en una temporada de incendios devastadora en medio de una sequía que ha dejado condiciones extremadamente secas en todo el Estado.
El siniestro, que arde cerca del Parque Estatal Slide Rock, ocurre en momentos que arranca la temporada turística y obligó a cerrar la carretera principal entre Sedona y Flagstaff, dos ciudades que atraen visitantes en el verano.
Sophie Lwin, de Peoria, dijo que algunos parientes suyos del área de Los Ángeles pasarían el fin de semana en el Hotel Butterfly Garden Inn, que fue desalojado debido al incendio. Indicó que el área es su destino favorito, que visita junto con su esposo por lo menos cinco veces al año.
“Es el fin de semana del Día de la Recordación y va a ser muy difícil y muy caro conseguir algo en otra parte”, afirmó.
Unos 500 Bomberos y otro personal de manejo de emergencias ya están asignados a combatir el siniestro, pero los fuertes vientos los obligaron a suspender el uso de recursos aéreos tales como el retardador de fuego. Las cuadrillas se enfocaban en mantener el incendio al Oeste de una carretera, donde amenaza viviendas.