Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MÚGICA.- En su afán por desterrar al Cártel de Los Caballeros Templarios, autodefensas decidieron recurrir también al pago de recompensas.
Para ello diseñaron una campaña casera en la que ofrecen 500 pesos a quien ayude a ubicar y detener a presuntos integrantes de esa organización criminal.
Los nombres de quienes aparecen en esa campaña no habían figurado hasta ahora en la lista de los más buscados por ese movimiento armado.
Uno de los carteles fue colocado sobre la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán, zona hasta hace poco dominada por los templarios en Michoacán.
En los carteles figura el nombre de Tomás Almazán, quien se desempeñaba como director de Seguridad Pública en Múgica, localidad también conocida como Nueva Italia.
A través de redes sociales, autodefensas vinculan al ex mando policiaco como parte de la estructura de ese grupo criminal.
“Tomás Almazán, director de la Policía en Nueva Italia, también conocido por trabajar para Kike Plancarte, junto con sus hermanos ha decidido huir de Nueva Italia justo ahora que entraron las autodefensas y tratando de poner a un impostor en su puesto de director de la Policía Municipal”, se lee en la cuenta Por un Michoacán Libre SDR, de Facebook.
“Si alguien tiene más información mándenla por privado, de casas de seguridad y sicarios”, anotaron.
En la campaña de recompensa también aparece otro personaje al que las autodefensas identifican como “Pillo” Almazán.
“Se buscan, recompensa $500 pesos”, refieren las lonas que autodefensas mandaron imprimir y colocar en sitios públicos.
En el cartel aparecen un total de cuatro hombres, dos de los cuales no fueron identificados por nombre. Según la campaña, todos ellos son “caballeros templarios al servicio de Kike Plancarte”.
Enrique “Kike” Plancarte era considerado el principal operador financiero de esa organización criminal, hasta su abatimiento el pasado 31 de marzo en Querétaro.
Plancarte murió de un balazo que elementos de la Marina le dispararon cuando se opuso a ser detenido y aparentemente accionó un arma de fuego contra el personal naval.
En Múgica, autodefensas mantienen además dos puestos de vigilancia con civiles armados.
A unos 100 metros del entronque conocido como Cuatro Caminos, suele observarse un puesto de revisión con al menos dos guardias civiles que buscan a los templarios fugitivos en vehículos que transitan por el lugar.
En otro extremo se ubica el otro puesto de control, el cual puede revisar todo vehículo que circule hacia la carretera libre a Lázaro Cárdenas.
La cacería de templarios, para los autodefensas, no está terminada.