El emplazamiento masivo es "absolutamente legal" y está sustentado en el artículo 450 FRACC. VI de la Ley Federal del Trabajo.

Staff de Redacción

TRIBUNA

HERMOSILLO.- La Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Sonora, apuntó que la solución a la huelga masiva, convocada por sindicatos afiliados a esta central para el 3 de junio, es que los 150 camiones nuevos en Hermosillo se entreguen vía crédito a los concesionarios de SICTUHSA y regresen los choferes de la CTM a sus rutas y posiciones de trabajo.

La CTM advierte que ante la falta de diálogo y construcción de acuerdos y la posible tentación autoritaria del Gobierno de violar la Ley y archivar estos emplazamientos a huelga, la situación se agravaría con paros ilegales, generando un caos mayor.

En un comunicado publicado ayer, esta central obrera asegura que este emplazamiento masivo es “absolutamente legal” y está sustentado en el artículo 450 FRACC. VI de la Ley Federal del Trabajo.

Dicha normatividad, precisa que esta huelga deberá apoyar otro movimiento estallado por “firma, incumplimiento o revisión del Contrato Colectivo de Trabajo”.

Añaden que “aparte de apoyar para su solución las huelgas estalladas en Hermosillo y Nogales, rechazamos también el desplazamiento de choferes y concesionarios del transporte urbano en Hermosillo, amenazando la autoridad con hacer lo mismo en Cd. Obregón y Navojoa, por la recurrente ilegalidad, corrupción y mal gobierno en Sonora”, señala el desplegado.

La CTM reitera, su disposición, “de celebrar un pacto por la estabilidad y paz laboral en Sonora, con la participación de sindicatos, empresarios y Gobierno”.

Acuerdo que indican, podría incluir compromisos para impulsar la capacitación de los trabajadores, logrando aumentar la calidad, productividad y competitividad de las empresas en Sonora, compartiendo estos beneficios mediante bonos de productividad, mejorando así el pobre ingreso de los trabajadores.