Mario Rivas Hernández
El drama de los campesinos del Fuerte-Mayo

¿QUIÉN GANA CON REMOVER las cenizas de la Guardería ABC de Hermosillo? Es evidente que fuerzas ajenas a este caso se involucran de tiempo en tiempo en los sentimientos de los padres de ABC, para enderezar el clamor de castigo hacia donde conviene a sus intereses.
Lo cierto es que en este lustro transcurrido desde aquel 5 de junio de 2009, esas mentes perversas que todo lo han distorsionado no han cesado de exacerbar los ánimos de quienes fueron víctimas de la tragedia a través de la pérdida de sus seres queridos.
Aquí lo he dicho una y otra vez: la tragedia de ABC se politizó a los pocos días del 5 de junio de 2009.
Por eso, como lo ha señalado un académico de Hermosillo, lo peor que los medios pueden hacer en esta hora es rescatar viejas historias y declaraciones que se dieron en un momento de confusión y de ofensas cruzadas.
SEGÚN VEO YO LAS COSAS, no puede haber infamia más grande que lucrar políticamente con la memoria de los niños victimados en la tragedia de ABC.
A lo largo de este tiempo y en aras de aplacar los gritos que claman justicia a rajatabla, el Gobierno no ha dudado en crear chivos expiatorios.
Un delegado del IMSS, que nada tenía que ver en este asunto, permaneció encarcelado muchos meses, a pesar de estar enfermo de cáncer de próstata.
La vida de ARTURO LEYVA LIZÁRRAGA, nativo de Huatabampo pero radicado en Guadalajara, nunca volverá a ser igual.
Queriendo encontrar culpables que permitieran bajar la presión social, encarcelaron al entonces delegado del IMSS en Sonora, acusándolo de ser responsable del incendio.
Quienes conocen el funcionamiento de la Delegación del Seguro Social saben que un delegado no puede ser responsable directo de una situación como esta.
Incluso, ni las coordinadoras de Zona de Guarderías.
Y sin embargo, dos mujeres maduras, con una larga trayectoria en el IMSS, que vivían ilusionadas en la jubilación cercana para dedicarse a la familia, a los hijos y a los nietos, fueron parte del paquete de chivos expiatorios que el Gobierno de FELIPE CALDERÓN ordenó que se echara a la turba que a gritos pedía sangre como castigo ejemplar.
Sin importar de quien fuera esa sangre.
FUENTES DIGNAS DE TODO CRÉDITO, me han comentado que Calderón quiso aprovechar la tragedia de ABC para cobrar facturas políticas.
Lo intentó pero no pudo con la reciedumbre y valor moral de un magistrado—presidente de la SCJN.
POR DESGRACIA, ABC HA SERVIDO para saciar rencores y venganzas políticas durante todos estos años.
Incluso, les ha servido—y todavía ahora siguen jugando con ello—para amarrar navajas entre personajes de la política.
CUANDO OCURRIÓ LA TRAGEDIA cientos de miles de millones de mexicanos nos solidarizamos con los padres de las víctimas. Lo sentíamos en la piel, nos convertimos en uno sólo quienes somos padres y abuelos.
Nada podía unirnos más a los ciudadanos que algo tan espantoso, tan definitivamente trágico.
MUCHAS HORAS DE REFLEXIÓN ME llevaron a concluir que el único culpable de lo que sucedió fue un sistema administrativo y de Gobierno que no ha sido capaz de crear instrumentos legales y de normatividad para evitar que sucedan tragedias como esta y como otras que nos han conmocionado.
Repasé una y otra vez sucesos trágicos emblemáticos y encontré que existe un patrón que los identifica: en México no se busca prevenir en serio y a fondo, sino que se lanzan programas y cruzadas nacionales después de una tragedia con saldo de muchos muertos.
Y me aterró el resultado: esos programas se desvanecen al poco tiempo y nada cambia.
AYER MISMO LO COMENTABA con un dilecto amigo mío: Después de la tragedia en un antro de la Ciudad de México, se meten a la cárcel a los dueños y a algún comandante. Los funcionarios hacen declaraciones contundentes, muestran su indignación y dan manotazos sobre el escritorio prometiendo que esto no volverá a ocurrir jamás.
A la vuelta de un año, un reportero publica una serie de datos que muestran que los antros sin licencia y sin los mínimos requisitos de seguridad, siguen proliferando en la capital del País.
Ahora mismo el Gobierno de la República ha lanzado el grito de alerta: se hará una cruzada contra el bullying para que no vuelva a pasar lo que sucedió en Ciudad Victoria.
Con todo respeto, yo no creo en esas cruzadas.
Esto no es de cruzadas. Es de concientizar, de hacer una labor que implica no sólo la palabra docente sino de la aplicación de la ley en las escuelas.
Y más allá: involucrar a la sociedad civil para que los padres de familia hagan su parte pues la educación ciertamente no parece estar en las escuelas sino que es en los hogares donde debería de estar.
TODO ESTO, CARO LECTOR, es una mínima parte de aquello en lo que el sistema ha fallado.
Y ABC es una de esas fallas donde no hay culpables individuales. Donde los culpables, en todo caso, somos todos.
Insisto: tenemos que ver más allá de lo aparente: hay en el entorno mentes criminales que han infamado un drama que nos duele a todos mucho más cuando observamos que la política lo ha distorsionado todo y ha medrado políticamente con el dolor indescriptible de los papás de ABC.
En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ
DEJEME DECIRLO: FUI Y VINE, a El Fuerte, Sinaloa, el sábado anterior…
Fue un viaje placentero en la gratísima compañía de RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS, CHALITO MATUZ y GERMÁN APODACA…
La primera vez que visité El Fuerte (su cabecera, pues) fue hace tres años y medio. En aquella ocasión acompañé al hoy diputado federal ALFREDO PADILLA FIERRO, a quien muchos quieren en las comunidades de El Fuerte…
Pero debo reconocer que El Fuerte ha cambiado mucho para bien: sin ánimo de ofender a los alamenses, El Fuerte es más grande, más pujante en lo económico, y cuenta con un acervo histórico muy grande, con bellas casonas y muchos negocios…
La economía se percibe en el movimiento en las calles, en el comercio, pero sobre todo, El Fuerte no es de los extranjeros, como ocurre en Álamos, sino de los lugareños…
En esto coincidimos Rodolfo, Chalito, Germán y yo, mientras desayunábamos huevos con jamón en Los Portales…
POR RODOLFO ME ENTERÉ QUE los ejidatarios de la zona Fuerte-Mayo siguen sin recibir el agua que les fue autorizada para aumentar de 3 a 4 hectáreas por padrón…
Me dice que está atorada en alguna parte de la CONAGUA…
Ayer mismo un amigo mío, priísta radicado en el DF, me comentaba a propósito de este caso, que los sinaloenses difícilmente van a soltar el agua considerando que en el Gobierno Federal hay varios funcionarios oriundos de ese Estado…
Y los mencionados: JESÚS AGUILAR PADILLA, sub-secretario de SAGARPA; doctor LUIS RENDÓN PIMENTEL, director de Distritos de Riego de CONAGUA, y DAVID LÓPEZ, director de Comunicación Social de la Presidencia de la República…
En realidad, no se tiene la certeza de que estos—o cualquiera de ellos—, están obstruyendo la liberación de esa agua, pero tampoco se puede descartar…
De hecho, para llevar agua hasta Fuerte—Mayo, se hicieron las conexiones de la Presa Huites a la Presa Miguel Hidalgo y de ésta a la Presa Josefa Ortiz de Domínguez…
Pero como digo: está atorada en un algún escritorio de la CONAGUA…
Y DESDE LA CIUDAD DE MÉXICO, me reportaron ayer, a partir un piñón, al empresario RODOLFO GÓMEZ URBALEJO y al ingeniero LUIS RAFAEL RENERO AMPARÁN, muy cuates ellos, uno de Sinaloa y el otro de Navojoa…
OTRO REPORTE RECIBIDO ayer, vía Tucson, indica que después de dos semanas en el extranjero, el domingo pasado regresó a casa, en Ciudad Obregón, el ex-gobernador EDUARDO BOURS CASTELO…
VOLVIENDO CON LUIS RAFAEL RENERO, recibí un correo suyo en el que agrega un nombre a la lista de delegado del CEN del PRI en Sonora, que cité en los Rumbos del sábado y en los de ayer, lunes…
A saber: el sinaloense JOSÉ LUIS LEYSON CASTRO, que fuera delegado durante la campaña para gobernador de ARMANDO LÓPEZ NOGALES, en 1997…
Gracias, ingeniero…
MIENTRAS TANTO, EN GUAYMAS convalece de un problema de salud el popular locutor y periodista JORGE ENRÍQUEZ VALLE, quien presume sus 60 años como priísta y más de 58 en la radio…
De visita en su lecho de convaleciente, se encontraban dos viejos amigos de Jorge: BULMARO PACHECO MORENO y ARMANDO GONZÁLEZ CHAVIRA, famoso por anécdotas quien por cierto está empatado con Jorge en su longevidad como militante priísta…
¡Larga vida para él!...
Y AQUÍ, EL CORREO DE HOY: el licenciado CARLOS AMAYA RIVERA, a quien conozco desde hace 35 años—en 1979—, me envió una carta que más bien está dirigida a Bulmaro Pacheco…
Textual:
“Quiero decirte que lo primero que hago los lunes es buscar el artículo de Bulmaro en TRIBUNA…
“Hoy al medio día, platicando con Germán Pablos y Adalberto Rosas, les comenté tu artículo y lo que nos recuerdas sobre Pablo Emilio Madero y su segunda campaña por la Presidencia, esta vez, fuera del PAN…
“Pablo Emilio no fue candidato en el 76 porque los otros dos precandidatos, Salvador Rosas Magallón, que en 1968 había ganado la gubernatura de Baja California, la que no se le reconoció, y David Alarcón Zaragoza, de Guadalajara, (hijo de una sonorense) que en 1979 sería compañero de Pablo Emilio en la Cámara de Diputados…
“Cuando Pablo Emilio fue electo como candidato en 1982, no tuvo problema, ya que recordábamos lo que había sucedido en la anterior”…
“El único que no aceptó el triunfo del bárbaro del Norte fue don Luis Calderón Vega, papá de Felipe Calderón, también compañero de diputación…
“Don Luis renunció al PAN pero su renuncia no le fue aceptada, aunque no se volvió a parar en el partido, en donde ya andaba su hijo, aprendiéndole doctrina panista a Carlos Castillo Peraza, aunque a la larga no le sirvió…
“Envío una liguilla interesante para Bulmaro sobre las cifras del 76 que Germán, Adalberto y yo conocíamos a través del licenciado Espiridión Robles Díaz de León, que como consejero nacional había estado en la Junta del Consejo. Espiridión era el director del Centro Patronal del Valle del Yaqui, (COPARMEX). Por cierto, el partido va a cumplir 75 años en septiembre”…
Es todo.
Le abrazo.