Banner

Por Édgar Hernández
AGENCIA REFORMA
TAPACHULA.- Dos miembros de la organización ambientalista y cultural Na-Bolom, Beatriz Mijangos Zenteno y Enrique Roldán Páez, fueron retenidos en la Selva Lacandona y liberados 22 horas después.
María Luisa Armendáriz, presidenta de Na-Bolom, dijo que un grupo de presuntas autoridades comunales del Ejido Nueva Palestina, Municipio de Ocosingo, retuvieron a Mijangos y Roldán cuando ambos se dirigían a Yaxchilán la tarde del domingo.
“Fueron interrogados, recibieron mucha agresión de carácter verbal”, indicó Armendáriz.
Señaló que debido a la impresión, Mijangos de 78 años, se vio afectada en su salud y requirió atención médica.
Posteriormente, narró, ambos fueron trasladados a Frontera Corozal, en la misma localidad, donde permanecieron el resto del tiempo.
Dijo que con apoyo de autoridades del Gobierno del Estado se logró la liberación de los ambientalistas sanos y salvos la mañana de ayer lunes.
Armendáriz explicó que la causa de la agresión a los miembros de la organización es que ésta ha defendido desde 1963 la conservación de la Reserva de la Biosfera Montes Azules y rechaza la permanencia de asentamientos que han provocado deforestación y tala en la Selva Lacandona.
Incluso, refirió, la organización a través de su fundadora Gertrude Duby Blom participó activamente en la firma de los acuerdos para la conservación de la selva en 1971.
El “secuestro” de estos ambientalistas es similar al que sufrió la ex titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Julia Carabias Lillo a principios de mayo en esa zona.
La también miembro de la organización Natura México, estuvo secuestrada dos días por un grupo de encapuchados.
La propia Carabias explicó que la agresión en su contra obedece a que la defensa que hace de la reserva de Montes Azules afecta intereses de invasores y taladores.
“Seguramente hemos perjudicado a quienes violan la ley en la región y por ello atentaron contra mi persona”, dijo en su momento.
Indígenas de los Bienes Comunales de la Zona Lacandona cumplieron ayer 11 días de protestas para exigir la liberación de su asesor, Gabriel Montoya Oseguera, detenido por la Procuraduría de Chiapas el pasado 14 de mayo acusado de disturbios en la Alcaldía de Altamirano en 2001.
Los comuneros cerraron ayer varias tiendas en Ocosingo y bloquearon la vía San Cristóbal de las Casas- Palenque.
Vicente Juárez Jiménez, dirigente de la Asociación Rural de Interés Colectivo- Independiente y Democrática (MARÍ-ID), dijo que además desde la semana pasada tienen tomadas las oficinas de dependencias federales, estatales y la alcaldía.
Los comuneros se oponen principalmente a la reubicación propuesta por el Gobierno de Chiapas de tres poblados irregulares (San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Corozal) asentados en la Lacandona.