Banner

Destacaron que de no detener en este momento la trasvase de agua los daños a futuro serán irreparables.

Por Juan Pedro Arvizu
TRIBUNA
El maestro especialista en investigación de ITSON, del área de Ciencias del Agua y Medio Ambiente, Rodrigo González Enríquez, explicó que se tiene que rescatar el volumen de agua que han perdido la Cuenca del Río Yaqui y Mayo, ya que las repercusiones que esto tendrá serán catastróficas.
Agregó que la región y la producción de las tierras va desaparecer en caso de no hacer algo de inmediato, las consecuencias serán irreversibles.
"Los daños ya se vieron con la trasvase de Cajeme a Guaymas, donde se llevan 17 millones de metros cúbico al año, y con el Acueducto Independencia serán 75 millones de metros cúbicos.
Reynaldo Espinosa Paredes, Gobernador de la Loma de Guamúchil, expuso que a la comunidad yaqui han tratado de exterminarla desde hace mucho tiempo, primero con armas y ahora robando sus recursos naturales, como es el caso del agua.