Por Rachel García Vega
TRIBUNA
Para evitar que productos como el aguacate y pollo, que han incrementado su costo en Ciudad Obregón, se vendan a precios desmedidos en establecimientos de la localidad, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), realiza verificaciones en los negocios en los que se comercializan ambos productos.
Lo anterior fue dado a conocer por el subdelegado de PROFECO, Luis Alberto Ruiz Coronado, quien explicó que la idea de ese seguimiento que está llevando a cabo la dependencia en distintos establecimientos de la localidad, es con el fin de evitar abusos que afecten al consumidor.
Informó que el operativo se mantendrá activo hasta que el precio de los productos se estabilice, o hasta que se constate que los negocios no están abusando del consumidor.
“Estas revisiones son también para constatar que los comerciantes vendan al cliente kilos completos, que exhiban el precio del kilogramo de ambos productos y que comprueben con sus facturas el precio al que ellos los están adquiriendo con sus proveedores”, expresó.
Explicó que hasta el momento no se ha detectado ninguna irregularidad en los distintos negocios en los que se han realizado las revisiones, pero que a pesar de ello se continuarán llevando a cabo en los negocios que no han sido visitados.
En las empresas que hemos visitado se constató que el precio de los productos que aparecen en las facturas de sus proveedores se reflejó que los están comprando muy caros, por lo que registran solamente márgenes de utilidad de 5 pesos, en el caso del kilo de aguacate y entre 2 y 3 pesos en el kilo de pollo.
Finalmente, recalcó que debido a que no se ha detectado que ningún establecimiento esté vendiendo el aguacate y el pollo a precios desmedidos, que vayan por encima del margen permitido, no ha habido necesidad de aplicar ninguna sanción, de cualquier manera PROFECO se mantendrá a la expectativa.