Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Michoacán no ha salido del infierno, aseguró ayer José Manuel Mireles, dirigente de autodefensas michoacanas.
Al participar en el Encuentro Nacional de Autodefensas Ciudadanas, rechazó que la Entidad esté bajo control, como lo presumió el comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo.
“El infierno en Michoacán aún sigue, aún no termina. El día de ayer (este martes) hubo 7 ejecutados en los municipios donde nosotros no hemos tomado el control”.
“Cuando el señor comisionado dijo ‘ya llevamos 100 días y tengo todo en Michoacán bajo control’, ese día nomás hubo 28 ejecutados, pero según él ya lo tenía controlado”, apuntó.
Mireles, quien al iniciar su exposición se quitó una camiseta verde y se puso otra blanca con la leyenda #YoSoyAutodefensa, advirtió que en Michoacán todavía no hay Estado de Derecho.
A pesar de la detención de varios líderes de los Caballeros Templarios, advirtió, tampoco existe justicia, orden social ni seguridad pública.
“El problema de seguridad pública e impartición de justicia está muy lejos aún de resolverse; así como logramos grandes cosas coordinándonos con el Gobierno, también señaló:
“No se puede lograr más avance y reconstrucción si nos separamos en este punto”, expresó en el Polyforum Cultural Siqueiros.
El doctor acusó al comisionado Castillo de engañar al pueblo con las Fuerzas Rurales. Por un lado, dijo, el Gobierno armó y uniformó a templarios infiltrados o perdonados en el Municipio de Buenavista.
Por otro, el Ejército está deteniendo y desarmando a elementos de esta nueva corporación estatal, acusó.
“Si tu eres guardia rural y saliste de tu guardia a las 8 de la mañana, ellos (soldados) ponen un retén a la entrada y salida de Tepalcatepec, al pasar por ahí te detienen y te quitan las armas”, apuntó.
“Les vale madr... que tu seas policía rural, eso no se vale, entonces para que engañan al pueblo diciendo ‘te voy a convertir en guardia rural’, si al final le vas a quitar las armas y te van a meter a la cárcel”.
Mireles llamó a la creación de un Frente Nacional de Autodefensas con el objetivo, no de llamar a la insurrección armada nacional, sino a la insurrección de consciencia y solidaridad.
La guerra del movimiento, abundó, no es contra el Gobierno, sino contra el crimen organizado y la ausencia de seguridad y justicia.
“¿Qué sigue? Ante la exigencia del desarme hemos contestado: desarmaremos primero a los criminales y nosotros después”, afirmó.

Intercede Mora
por presos
Hipólito Mora, fundador de los grupos de autodefensa, pidió al Presidente Enrique Peña la liberación de las decenas de integrantes del movimiento que están encarceladas por delincuencia organizada.