Por Amin Vera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al cierre de un mes mayormente positivo para los mercados bursátiles alrededor del mundo, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ganó 1.6 por ciento.
Dicho repunte coincidió con los incrementos de los principales índices de la región, que a pesar de haber sido afectados negativamente por el mal desempeño de algunas variables económicas relevantes, como el PIB de EU, tuvieron incrementos acumulados durante mayo.
Al final del quinto mes del año en Wall Street, tanto el Dow Jones como el Nasdaq tuvieron sendos crecimientos de 0.82 y 3.11 por ciento, mientras que el S&P 500 cerró con nuevos máximos históricos tras un alza de 2.10 por ciento.
Entre los factores que más influyeron en el buen ánimo de los pisos de remates en EU estuvo la expectativa de un fortalecimiento del estímulo monetario de la Fed en el mediano plazo, derivado de un conjunto de indicadores macroeconómicos que muestran la debilidad de la recuperación en aquel país.
Entre estos, estuvo la contracción de 1 por ciento en el PIB durante el primer trimestre, derivada de las duras condiciones climáticas del invierno pasado, así como sucesivas mediciones negativas en la confianza del consumidor.
En Europa, los constantes comentarios por parte del Banco Central Europeo, en el sentido de una potencial intervención ante el escaso nivel de inflación, también apoyaron a las Bolsas de Valores.
En el balance mensual, las plusvalías fueron lideradas por el Dax alemán y el Ibex 35 español, con incrementos de 3.54 y 3.25 por ciento respectivamente, mientras que el Ftse Mib italiano fue el único en caer 0.71 por ciento.