La ola de violencia local es problema de todos, es prioritario trabajar en las cosas buenas que también tiene la ciudad

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

La ola de violencia que se vive en Ciudad Obregón, no es un problema que solamente le compete resolver a las autoridades del Gobierno, sino también al sector empresarial y a la ciudadanía cajemense, expresó Arturo Knapp Ramos.

En ese sentido, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), dijo que la inseguridad que se vive en la localidad es algo que no se puede ocultar y por esa misma razón es prioritario trabajar fuertemente en otros aspectos mediante los cuales sea posible reactivar la economía, la atracción de nuevas inversiones, y mejorar la imagen de la ciudad hacia el exterior.

“Lo que buscamos es que se desarrollen actividades encaminadas a promover las cosas buenas que ofrece Cajeme, así como desarrollar eventos a través de los cuales sea posible atraer nuevas empresas que generen esos empleos que se requieren para ir disminuyendo los índices de violencia que presenta Ciudad Obregón”, expresó el empresario.

Recalcó que eventos como la Expo Proveeduría, Expo Franquicias entre otros que se han desarrollado recientemente en la localidad han sido con el propósito de fortalecernos y lograr que los hechos violentos aminoren para de esa manera evitar que Ciudad Obregón continúe siendo vista al exterior como uno de los lugares más inseguros.

Consideramos continuar promoviendo a nuestro Municipio, como se ha venido haciendo durante este año, dentro de poco tiempo la ciudad será un importante polo de desarrollo y se concretará la llegada de nuevas inversiones que incentiven la generación de nuevos empleos y la delincuencia disminuya.

Knapp Ramos, dijo que este es un esfuerzo de toda la ciudadanía cajemenses, por lo que el llamado es para que todos los sectores productivos y comunidad en general se sumen a este esfuerzo y trabajen a favor de su Municipio.