Banner

Los choferes no serán desplazados acuerda organización obrera con el Gobierno del Estado

Por Gabriel Benítez Carrera

TRIBUNA

HERMOSILLO.- La Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Sonora, anunció su desistimiento de la huelga masiva que tenía programada para este tres de junio en maquiladoras de la región en apoyo al gremio de operadores del transporte, tras ser desplazados por el Gobierno del Estado.

En conferencia de prensa, el dirigente de la central obrera en Sonora, Javier Villarreal Gámez, señaló que hubo un acuerdo con las autoridades del Estado, para que los choferes no fueran desplazados, ni mucho menos despedidos por la Sociedad Integradora y Concentradora del Transporte Urbano en Hermosillo, luego del ingreso de 150 unidades nuevas.

En ese sentido y acompañado por el líder de los operadores, Ángel Trujillo y por el presidente de SICTUHSA, José Luis Gerardo Moreno, señaló que se firmó un documento con el Gobierno del Estado, donde se comprometió a cumplir varios puntos que los llevaron a desistirse de la huelga masiva.

Explicó que en primer término se tuvieron reuniones de trabajo donde estuvo presente una representación del Gobierno Federal, donde se logró la reincorporación inmediata de los choferes desplazados luego de la entrada de las 150 unidades manejadas por el Estado con nuevos operadores.

Añadió que de la misma forma hay el compromiso de los concesionarios de SICTUHSA de meter en operación 270 unidades nuevas con gas natural en un lapso de cuatro meses a fin de cumplir con el servicio que merecen los usuarios, pero al mismo tiempo hay la palabra firmada del Estado de sacar sus camiones en tanto se cumple con este punto y las cuales dejarán de emergencia.

Villarreal Gámez agregó que de la misma forma se estableció que en un máximo de 15 días a través del Instituto de Fiscalización se llevará a cabo una auditoria a SICTUHSA, pero también al Fondo de Modernización del Transporte a fin de revisar el tema del manejo de los recursos que se aplican al servicio y el destino de los famosos 600 millones de pesos.

Abundó que de esa forma los operadores no serán desplazados ni mucho menos despedidos por los concesionarios, por lo que la CMT espera que el Estado cumpla con dicho compromiso firmado y que se tenga la suficiente madurez política de dejar a un lado las descalificaciones que al final de cuentas no llevan a nada y lo que se busca aquí es beneficiar a los usuarios en general y a todo el sector del transporte.

Por su parte, el secretario de Gobierno Roberto Romero López, añadió que los acuerdos alcanzados con la CTM ponen fin al fantasma de una huelga general que se tenía prevista.

El responsable de la política interna dijo que no se aplicará la figura de la sustitución patronal, en el periodo de cuatro meses que se ha dado de gracia, en el cual se buscarán los recursos económicos necesarios, a fin de que la empresa de los concesionarios ingrese a los parámetros de calidad en el servicio de transporte.