Admite secretario la urgencia de regularizar tierras en Guerrero

Por Pedro Diego Tzuc
AGENCIA REFORMA
MÉRIDA.- Peor que el problema de la delincuencia, en Guerrero es más grave el tema de la tenencia de la tierra, consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Jorge Carlos Ramírez Marín.
“Para nosotros particularmente, pero sin duda es uno de los problemas principales. Insisto, más del 80% de la tierra en Guerrero no está acreditada en propiedad y éste es uno de los problemas que vamos a atacar”, afirmó el funcionario federal.
Luego de impartir una plática en la “Expo Construcción Yucatán 2014” en Mérida, Ramírez Marín anunció que la SEDATU firmará otro acuerdo con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, para atender el rezago jurídico en la tenencia de la tierra.
Anunció que la Federación aportará 100 millones de pesos para contrarrestar el problema.
“Le vamos a apuntar primero a la zona urbana de Acapulco, que está en estas condiciones también, pero es indispensable empezar a dar a la gente certeza sobre su propiedad”, insistió.
Sobre el tema del impacto de la inseguridad en la propiedad, el titular de la SEDATU expuso que Tamaulipas ocupa el primer lugar en el País en abandono de casas.
Agregó que de manera inexplicable esta situación también afecta a Cancún, aun cuando la ciudad turística es una de las grandes generadoras de divisas en México.
En cambio, Ciudad Juárez, Chihuahua y Coahuila presentan “importantes síntomas de recuperación”.
“Esto se debe fundamentalmente a que han mejorado las condiciones de seguridad en esos lugares, pero también, en el caso particular de Chihuahua, la recuperación económica porque, si bien incidió el tema de la seguridad, el tema principal fue el cierre de las maquiladoras.
“Hoy, cuando aparecen nuevas empresas, se están ocupando nuevamente las viviendas”, aseveró.
Durante la Expo, Ramírez Marín también habló sobre las inversiones en Yucatán.
“Los inversionistas del País van muy rápido, están comprando muy importantes cantidades de tierra; yo los detecto por la parte de movimiento de hectáreas precisamente que se da a través de compra a ejidatarios.
“Y entonces, vemos cómo hay un enorme apetito, particularmente de inversores agrícolas que estaban en el Estado de México, en Sinaloa, en Tamaulipas, en Tabasco, y están viniendo a trabajar, particularmente en la zona Oriente del Estado”, precisó.
Dijo que Yucatán reúne condiciones para un despegue económico en los próximos años.
También planteó las bondades del programa de desarrollo urbano sustentable.