Por Édgar Hernández
AGENCIA REFORMA
TAPACHULA.- Las 22 personas de los Bienes Comunales de la zona Lacandona y de la ARIC-Independiente que continuaban detenidas por las protestas en la Selva Lacandona, fueron liberadas confirmó la Asociación Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz).
En un pronunciamiento dijo que su liberación ocurrió luego que el viernes se firmaran varios acuerdos en una mesa de emergencia de diálogo con los Gobiernos Federal y Estatal.
En tanto, los comuneros liberaron edificios públicos y bloqueos carreteros que mantenían desde hace dos semanas en el Municipio de Ocosingo y alrededores.
Serapaz destacó que las partes se comprometieron a privilegiar el diálogo y la construcción de acuerdo para resolver el conflicto en la zona Lacandona.
Los liberados aclararon que mantienen sus demandas, que son certeza en la tenencia de la tierra de los tres poblados, el reconocimiento de las autoridades agrarias de los Bienes Comunales de la Zona Lacandona y la liberación de Gabriel Montoya.
Ayer las partes en conflicto y representantes de los Gobiernos Federal y Estatal se reunieron en la capital del País, donde firmaron una minuta con ocho puntos.
Entre los firmantes estuvo el Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Jaime Martínez Veloz.
Entre otras cosas, acordaron revisar para su liberación el caso del asesor de los Bienes Comunales, Gabriel Montoya, así como la situación de ocho comuneros de Nueva Palestina.
En los acuerdos establecieron a Serapaz como organismo mediador para las próximas reuniones; la primera de ellas se realizará en 15 días para abordar el fondo del problema en la Selva Lacandona.
El conflicto en la Lacandona data desde hace más de 40 años, cuando se decretó una zona como Reserva de Montes Azules, la cual era ocupada regularmente por indígenas de bienes comunales.
El Gobierno de Chiapas ha intentado desde entonces recuperar las 2 mil hectáreas de la reserva, donde habitan 460 personas, en tres asentamientos: San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Corozal.