Por Jessika Becerra
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- A partir de 2017, las compras que se hagan a través de pagos digitales crecerán a tasas de 60%, proyectó Pay Pal, una empresa que provee tecnologías para estos canales.
Desde 2012, los pagos digitales se expanden a un ritmo anual de 40% en los países industrializados y algunos emergentes que ya utilizan más estas soluciones.
En una conferencia, Gabriela Ugarte Esteva, gerente de soluciones de Pay Pal, expuso que las billeteras digitales serán el principal impulsor, ya que funcionarán a través del celular, como sucede con Ali Pay, en China; con Google Wallet, en EU y Banorte Móvil y Pay Pal, en México.
Para que funcione, las instituciones financieras deben aprobar un sistema para digitalizar las tarjetas de crédito, de tal forma que aparezcan en el celular y con sólo acercarlo a la Terminal Punto de Venta (TPV) se realice el pago.
Es decir, mediante tecnología sin contacto denominada Near Field Communication (NFC-HCE).
Javier Chávez Ruiz, director general de Yepex, comentó que esta firma busca que las empresas dé vales de despensa y los comercios que dan acumulación de puntos por cada compra, ofrezcan la digitalización de tarjetas.
“De esta forma llevarías todas tus tarjetas de consumo y de promociones en tu celular. ¿Cuántas veces te ha pasado que llegas a la tienda y no llevas tu tarjeta?”, expuso.
Yepex también busca lograr un acuerdo con dos proveedoras de parquímetros para incorporar un chip a estos aparatos de tal forma que la gente pueda ordenar el pago desde su celular, cuando su tiempo se esté acabando.
Ugarte, de Pay Pal, proyecta que para 2016, todas las TPV’s están habilitadas para recibir pagos sin contacto, lo cual protegería a los tarjetahabientes de fraude y clonación porque los comercios ya no requerirán la información que aparece en los plásticos.
Agregó que los pagos digitales serán impulsados por tecnologías como el Bluetooth o Beacon que funciona sin internet, la cual permite que la tienda reconozca a su consumidor que previamente se registró, para hacerle ofertas de acuerdo con su patrón de compra.
Así como por relojes, ropa inteligente y envíos inmediatos.
“Si en una cena te recomiendan un libro, puedes ordenarlo en tu móvil y te llegará en dos minutos”, ejemplificó Ugarte.
“Además, no podemos dejar de mirar las cripto monedas como bitcoin, los puntos de Facebook y las millas de las ofertas de las aerolíneas que se pueden cambiar por efectivo, lo que empieza a ser una especie de moneda”, aseveró.