Banner

Difícilmente podrán reparar las unidades como es debido, tanto mecánicamente como en lo estético, ya que todo esto requiere de recursos económicos que actualmente no cuentan con ellos.

Por Francisco Minjares G.

TRIBUNA

La única manera en que el transporte urbano puede salir adelante es con un incremento en la tarifa que permita hacer frente a los costos de operación y a los incrementos constantes en los combustibles, aseguró el presidente del Sistema Integral del Transporte de Obregón (SITOSA), Oscar Hinojosa Aguilar.

El dirigente del organismo del transporte dijo que lo ideal en Cajeme es que se incrementara el transporte a 10 o 12 pesos como se tiene en otras ciudades del País, en donde se dieron cuenta que tarifas como las de siete pesos que se tienen actualmente en Sonora eran insuficientes para hacer frente a los gastos.

Agregó que difícilmente podrán reparar las unidades como es debido, tanto mecánicamente como en lo estético, ya que todo esto requiere de recursos económicos que actualmente no cuentan con ellos.

En materia de combustible, Hinojosa Aguilar dijo que se gastan alrededor de mil 500 pesos diarios, lo cual representa un aproximado del 50 por ciento de los ingresos del sector.

Resaltó que hay situaciones ajenas a los concesionarios, como las llantas ponchadas, refacciones, servicios de rutina y sobre todo los cristales quebrados a causa del vandalismo, lo cual asciende a más de 10 mil pesos cada uno.