Por Marco Antonio Flota


Reina plebeyísima


Corría el año de 1996: hace 18 años.
A Vicente Fox le faltaban 4 años para llegar a la Presidencia de México y a Ernesto Zedillo el mismo tiempo para graduarse como primer limpiabotas de México, lo que ocurrió al entregarle La Silla, La Banda y Los Pinos al bigotón.
Niño ejemplar, Zedillo también fue papelero en Baja California. Parece que voceó la noticia de la muerte del primer gobernador de BC, Eligio Esquivel, fallecido durante un viaje de trabajo -trabajo de la guapa dama que le acompañaba en un cuarto de lujoso hotel al otro lado de la frontera- Niño esforzado, vendió aguas frescas a las y los gringos que venían de este lado y años más tarde les vendió los Ferrocarriles Nacionales.
1996. Carlos Salinas se tomaba un café Irlandés en aquel País: le llevaban el café de Coatepec, Veracruz, y el whisky de Dublín.
1996. Una guapa españolita, estudiante de periodismo de la Universidad Compñutense, había escogido a México para su viaje de prácticas. Aquella época hizo un comentario, sobre la impresión que en su País tenían -ella en particular- de nuestro País:
"Conocemos que está Cárdenas, por un lado. Cevallos, Zedillo y el asesinato de Colosio. Pero lo que se ve en España, tampoco puedo generalizar, pero se ve que no puede estar tantos, no puede ser cierto, no puede ser legal tantos años un partido en el Poder".
2014. Han pasado18 años.
Aquella guapa españolita se prepara para asumir el cargo de Reina de España, acompañando a su Majestad, el futuro Rey Felipe VI. Quien sucederá a su padre, Juan Carlos, quien estuvo en el trono 39 años: casi tanto como don Fidel, pero Velázquez. Y a punto estuvo de empatarle a don Fidel, el de la Habana, quien se ha retirado para desempeñar el puesto, más productivo, de promotor de la ropa deportiva Adidas.
Pero en aquel 1996 -hace 18 años- la guapa españolita no se metió en más berenjenales, porque este País está escaso de berenjenas. Mejor se consiguió una chamba en un periódico de la Perla Tapatía y un cuarto en una casa de asistencia cerca de la Universidad de Guadalajara. Los muchachos de hoy no saben lo que era una casa de asistencia es un alojamiento al que los estudiantes nunca asistían, pero era su obligación estar registrado para poder vivir del dinero de papá desde Madrid. Y la guapa españolita -de la Princesa Letizia, ya se dio usted cuenta, hablamos- no era la excepción. Se "reventaba", pero moderadamente: dicen que visitaba con frecuencia La Maestranza que nada tiene qué ver con la tranza que fue la Maestra Gordillo: es el nombre de un bar, cuyo nombre es el mismo de la Plaza de Toros de Sevilla.
Pero no todo lo bueno, perdura: a la guapa españolita se le acabó la beca y tuvo que regresar a Madrid. Se consiguió un trabajo de conductora de noticias en la tele, que desempeñó con la simpatía de Lolita Ayala, sin el desparpajo de Adela Micha.
Y el Príncipe de Asturias le echó el ojo. A la guapa españolita, no a Adela Micha: a ésta fue Jorge Castañeda y a aunque el futuro Rey es menos guapo que Castañeda, doña Letizia le dio el sí, previa advertencia de que había sido casada y tenía un hijo. Lo que no fue óbice -palabra dominguera, pero de sangre real hablamos- para que la Casa Real diera su anuencia y se consumara el matrimonio.
Así, llegará al trono esta doña Letizia, tan plebeya, plebeyísima, pero mejor portada que Lady Di, esperamos.
(Por lo pronto ya le compraron una botarga a Carlos Pujol, el defensa español que le enseñó las partes nobles a la todavía Reina Sofía, por si España vuelve a ganar la Copa del Mundo).
----------------------0---------------------------

¡RRIINNGG!
-Bueno, Los Pinos...
-¿Está el Presidente Peña Nieto?
-No, señor, salió a Portugal, de ahí al Vaticano y de ahí se va España...
-¿Y cuando regresa?
-Yo creo que después del sepelio del Rey Juan Carlos...

----------------------0----------------------
EPIGILLO
Causa estragos la tormenta
llamada en Oaxaca, sí,
Boris, pero se comenta
que en Chiapas es Anahí.