Staff
AGENCIA REFORMA
NUEVA YORK.- Los activos administrados por las Afores crecerán hasta un 22% en los próximos 4 años a 200 mil millones de dólares, estimó Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).
En la actualidad rondan los 163 mil millones de dólares, pero tienen mucho potencial, señaló el funcionario.
Todavía tienen un largo camino que recorrer en la diversificación de sus inversiones, dijo Ramírez en entrevista en el marco del “Mexico PE Day”, evento organizado en Nueva York por la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP).
El funcionario consideró favorable incrementar el tope de inversión en valores extranjeros que tienen las Afores -actualmente en 20%-, uno de los temas a discusión en el Senado como parte de la reforma a las leyes de seguridad social aprobada por la Cámara de Diputados.
El Senado comenzaría las discusiones en septiembre, y se podrían aprobar los cambios este año, estimó.

Futuro prometedor
Los inversores mexicanos y extranjeros que participaron en el encuentro “Mexico PE Day” derrocharon optimismo sobre el futuro económico del País en el mediano plazo y relativizaron el bajón en el crecimiento económico del arranque del año.
Las reformas estructurales, el perfil demográfico del País, la ampliación de la clase media y la Alianza del Pacífico ofrecen buenas perspectivas de expansión para las próximas décadas, aseguraron.
“Este es año para comprar, no para vender”, resumió Harry Krensky, del fondo Discovery Americas, en un panel que reunió a ejecutivos de fondos de inversión.
“Si se quiere hacer inversiones en capital privado, es muy difícil dejar a México afuera. Somos muy optimistas”, agregó Santiago Castilla Olea, director de Advent International.
El tono es común en los últimos tiempos en los foros de negocios e inversores que tocan la actualidad de México en Estados Unidos.
El encuentro de ayer en el Hotel Westwin, en Manhattan, dejó en evidencia que existe mucho más optimismo en el largo plazo que en los próximos meses, y que es menor preocupación por el bajo dinamismo de la economía.
“Los mexicanos están decepcionados, pero no es lo mismo cuando hablo con los inversores extranjeros”, afirmó Felipe Vilá González, director general de Fondo de Fondos.
En entrevista, dijo que percibe un entusiasmo similar al que existía antes de la implementación del Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte (TLCAN).
“Vi algo parecido en el año 92, 93, 94, había un optimismo igual. Y la gente que invirtió le fue de maravilla”, anticipó.
Con información de Rafael Mathus Ruiz.