San Antonio vence 110-95 al Calor en el primer juego de de la Final, LeBron salió lesionado


Por Diego Martínez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Sin "Rey" y sin calor en la duela... sólo en las gradas.
Los bicampeones de la NBA terminaron fundidos por las altas temperaturas que se vivieron anoche en la duela de San Antonio, quienes terminaron llevándose 110-95 el Juego 1 de las Finales.
Era un duelo parejo. Se lo podía llevar cualquiera, pero faltando cuatro minutos, la súper estrella del Heat se lesionó.
Al acercar a su equipo 94-92, LeBron James se lesionó la pierna izquierda, mientras descendía en una colada.
De inmediato pidió su cambio y todos en el Heat se descontrolaron. LeBron se apoyo para salir de sus compañeros, y después abandonó la banca para ir a los vestidores cuando restaba poco más de un minuto de juego.
La ausencia de LeBron pegó, tanto que de inmediato los Spurs lograron montar una racha de 16-3.
Además, los locales estuvieron muy acertados en el último cuarto, pues metieron los seis triples que intentaron en ese lapso.
Lo cierto es que el duelo inicial de las Finales fue raro, pues anoche se jugó en el interior del AT&T Center a temperaturas superiores a los 30 grados centígrados, y todo por una falla en el aire acondicionado que no pudieron arreglar.
"Fue importante. Se sintió (la ausencia de LeBron). No sé qué le pasó a LeBron, pero definitivamente lo sentimos. Estábamos deshidratados", apuntó Duncan al final del juego en la entrevista de televisión.
Duncan terminó con 21 puntos y 10 tablas, para hacer su partido 156 de doble-doble en postemporada, quedándose a uno del número uno de la historia, Earvin "Magic" Johnson.
El argentino Manu Ginóbili anotó 16 puntos y repartió 11 asistencias, mientras que el francés Tony Parker añadió 19 unidades y ocho pases para enceste por los Spurs, que acertaron el 59% de sus disparos y mejoraron a una foja de 6-6 en el primer partido de las finales que han disputado.
Ginóbili jugó 32:10 minutos, en los que sumó también cinco rebotes y tres faltas. El brasileño Tiago Splitter contabilizó 14 puntos, cuatro rebotes y una falta en 23:15 minutos.
James totalizó 25 puntos pero jugó apenas 33 minutos, y Miami fue superado por 36-17 en el cuarto periodo.
A lo largo de la historia de las Finales, la quinteta que gana el Juego 1 se termina coronando en el 70% de las veces.