La indómita etnia sonorense, se "arropa" en su guardia tradicional, cuyos elementos gozan de gran respeto y reconocimiento dentro y fuera de territorio yoreme.

Carlos Razcón Valenzuela

TRIBUNA

GUAYMAS.- Las autoridades tradicionales de los Ocho Pueblos tienen bien definida su estructura de Gobierno, con sus componentes civil, militar, cultural, religioso y de tropa en general; “aquí no caben modas pasajeras o situaciones de interés político o de tipo personal”, dijo Tomás Rojo Valencia, al precisar que la Tribu Yaqui no avala supuesta “Policía Comunitaria” de Las Guásimas.

La indómita etnia sonorense, desde tiempos milenarios, se “arropa” en su guardia tradicional --con su capitán y comandante al frente--, cuyos elementos gozan de gran respeto y reconocimiento dentro y fuera de territorio yoreme.

El pretender establecimiento de una guardia o “Policía Comunitaria”, como política “de espejo” de otras regiones del País, es una absoluta falta de conocimiento de la cosmogonía yaqui; es una falta de respeto a sus raíces, historia y tradiciones, abundó el vocero oficial de los Ocho Pueblos, quien ejemplificó:

--Es como si a un calzón de manta se le pusiera un parche de mezclilla: Se vería visiblemente ridículo--, apuntó Rojo Valencia.

Por su parte el comisario general de Policía y Tránsito de Guaymas, comandante Francisco Javier Vidaurrázaga Soto, confirmó que los elementos destacados en “Las Guásimas” han presentado un buen trabajo, atacando sobre todo las incidencias de robo en sus distintas modalidades, así como problemática social derivada del fenómeno de la farmacodependencia.

“Somos sumamente respetuosos de los usos y costumbres de la Tribu Yaqui y, sus cuestiones internas, las dirimen sus autoridades tradicionales, a través de su milenaria estructura de Gobierno”, apuntó el jefe policíaco, al precisar extrañeza sobre supuesta “Policía Comunitaria” anunciada por Dionisio Corona Estrada.

“Hasta donde se tiene conocimiento, ese señor pretendió eternizarse como delegado municipal, hasta que las autoridades tradicionales le desconocieron y propusieron a otro representante ante el Ayuntamiento”, dijo Vidaurrázaga Soto.

Coincidió con Tomás Rojo en que, con ese tipo de “maniobras”, tal vez Corona Estrada busque algún lucro de tipo político o de índole personal, ajeno totalmente a los intereses de la Tribu Yaqui y de la propia comunidad de “Las Guásimas”.