Banner


Staff
AGENCIA REFORMA
PARÍS.- Maria Sharapova batalló duro ayer, pero derrotó a la estrella en ascenso Simona Halep para levantar la Copa Suzanne Lenglen por segunda vez en tres años en Roland Garros.
La rumana llegó a su primera Final de Grand Slam sin perder un set, y si bien atacó a Sharapova con el arsenal que la hizo invencible ante sus anteriores contrincantes, no fue suficiente para vencer a la rusa.
Fue una batalla épica, la primera jugada a tres sets desde que Jennifer Capriati derrotó a Kim Clijsters hace 13 años, pero fue Sharapova quien sobrevivió a sus fallas en los saques, a la humedad y al calor en la Philippe Chatrier Court para imponerse 6-4, 6-7 (5/7) y 6-4.
Fue su quinto trofeo "Grande". Sorprendentemente, Sharapova posee ahora dos títulos en París, luego del conquistado en 2012 -que no pudo defender ante Serena Williams en 2013-, además del de Wimbledon en 2004, el Abierto de EU en 2006 y el Abierto de Australia en 2008.
El partido duró 3 horas con 2 minutos, la Final femenil más larga del Abierto de Francia desde 1996, cuando Steffi Graf venció a Arantxa Sánchez 10-8 en el tercer set.
A pesar del descalabro, la rumana Halep, de 22 años, será la nueva número tres del mundo a partir del lunes y en este torneo demostró que está para cosas grandes.
Y Sharapova, una jugadora que detestaba jugar en arcilla, ahora se ha convertido en una de las más dominantes en esta superficie.