Por Mario Verdusco
y Gustavo de la Rosa
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El anuncio de Política monetaria del Banco de México (Banxico) del viernes pasado, donde se decidió recortar la tasa de referencia de 3.5% a 3%, generó posiciones encontradas entre analistas.
Por un lado, algunos expertos prevén que menores tasas impulsarán el crédito al consumo y que eso ayudará a la economía, mientras otros dudan por la advertencia del banco central respecto a una menor actividad productiva en 2014.
El escenario de un crecimiento económico vigoroso, quedó fuera de toda posibilidad y las perspectivas parecen ser cada vez más conservadoras hacia una expansión de 2% o menos, coincidieron especialistas en finanzas.
El 21 de mayo pasado, el instituto redujo el pronóstico de crecimiento económico de un intervalo de entre 3% y 4%, a uno conservador que va de entre 2.3 y 3.3%. Sin embargo, en el comunicado del 6 de junio, el mismo Banxico reconoció que ese horizonte podría ser menor:
“A pesar de que se pronostica que a partir de abril la actividad productiva muestra una recuperación, (...) para 2014 el crecimiento será menor al esperado hace un par de semanas”, destacó en el reporte.
Para el Centro de Estudios del Sector Privado (CEESP), la decisión de Banxico se convierte en un factor que puede impulsar la economía en los siguientes meses.