En la fotografía se muestra como un automovilista se estaciona en un espacio para personas con discapacidad.

Por Juan Pedro Arvizu
TRIBUNA
La falta de cultura vial y peatonal ha predominado en el municipio, en donde ya no se respeta ni los cajones de estacionamiento para personas con alguna discapacidad, los comerciantes de los alrededores destacaron que son muchos automóviles los que se paran en dicho lugar.
El cajón y rampa para personas con discapacidad que en la mayor parte del tiempo está invadido, se ubica por la calle Sonora esquina con Hidalgo.