Banner

La PEA se ha incrementado en promedio en 922 mil personas llegando a 51.8 millones al cierre del pasado marzo


Por Abraham Saucedo

AGENCIA REFORMA

MONTERREY.- De materializarse el incremento en inversión pronosticado con la Reforma Energética, la proporción informal de la Población Económicamente Activa (PEA) en México, bajaría de su actual nivel de 27%, a entre 24 y 26%, estimó la unidad de análisis de BBVA.

En su reporte “Situación México”, BBVA Research refiere que cada año desde el 2005, la PEA se ha incrementado en promedio en 922 mil personas, llegando a 51.8 millones al cierre del pasado marzo, de las cuales unos 13.7 millones, están en informalidad.

El reto de aumentar la oferta de empleo para atender este número de personas que anualmente buscan incorporarse al empleo está vinculado con el ritmo de crecimiento económico del País, explica.

A ese respecto, detalla, la Reforma Energética tiene varios efectos positivos: el incremento de la inversión nacional y extranjera, el aumento en la producción de energía, mayores niveles de exportaciones petroleras y un aumento de la productividad del sector energético.

Si la Reforma Energética logra los aumentos previstos en inversión, observa, de entre 5 mil millones y 25 mil millones de dólares, la economía informal podría reducirse entre 1 y 3 puntos porcentuales de la PEA, esto es, a entre 24 y 26 por ciento.

“El empleo creado provendría de un sector con características de alta calificación y muy especializado”, añade, “diferente a las características con las que lamentablemente cuenta la mayoría del personal ubicado en la informalidad”.

Aunado a esto, el desempeño económico, y por lo tanto el nivel de empleo formal, podría ser impactado positivamente con una reducción en los costos energéticos.

BBVA agrega que la implementación eficaz de las reformas estructurales podría redundar en crecimientos económicos anuales de 5%, en promedio, en el plazo de 2015 a 2025.