Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán anunció el cese de mil 900 policías municipales que no pudieron pasar los exámenes de control de confianza, de aproximadamente 6 mil que tiene la Entidad.
De acuerdo a la dependencia, están por notificarse a los primeros 418, que corresponden a policías que laboraban en Uruapan y Apatzingán.
La medida forma parte del proceso para el establecimiento del Mando Unificado, mediante el cual se busca homologar a las policías municipales y estatales para fortalecer el combate a los delincuentes.
“Estamos ahorita en el proceso de separación de elementos. En los próximos días se dará a conocer la notificación a 418 elementos en Apatzingán y en Uruapan que serán ya separados del cargo por motivos de control de evaluación de confianza”, explicó Bernardo Tréllez, secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.
Entrevistado, el funcionario expuso que aproximadamente mil 900 agentes municipales son los que no aprobaron los exámenes de control de confianza.
Señaló que el resto podrá aspirar a integrar la Fuerza Ciudadana, como se nombrará a la corporación que aglutinará a toda la Policía Estatal y Municipal con el nuevo modelo del Mando Unificado.
Tréllez comentó que el nuevo organigrama tendrá a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado como cabeza de este nuevo modelo policiaco, coordinado a través de mandos regionales y mandos locales.
Los mandos locales, antes directores de Seguridad Pública Municipal, ya no serán designados por el presidente municipal sino por una Comisión Integradora.
“No es lo mismo que un presidente municipal evalúe a un elemento con información que sólo él tiene, a que se evalúe con información adicional que miembros de la comisión pudieran tener también”, argumentó Tréllez.
“En ese sentido, las decisiones de quienes estarán al cargo de la seguridad local es una decisión mucho más robusta, mucho más sólida. Esto se tendrá que hacer de manera conjunta para encontrar los mejores perfiles”, añadió.