Banner

Por Silvia Otero
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno de Venezuela inutilizó el 6 de junio pasado una avioneta con matrícula de Estados Unidos, por incursionar de forma ilegal en su espacio aéreo; ese mismo aparato “desapareció” horas antes del Aeropuerto Internacional de Mérida, Yucatán, por lo que la Procuraduría General de la República (PGR) ya inició una investigación, en la que una de las líneas apunta a que podría haber llevado un cargamento de droga, revelaron autoridades federales.
Este incidente se suma al que ocurrió el 4 de noviembre de 2013, en la región de Apure, cuando elementos de la fuerza aérea de Venezuela, obligaron a aterrizar a una aeronave mexicana, que después fue destruida, lo que llevó a ambos gobiernos a realizar una investigación, ante los indicios de que esa avioneta también era utilizada por el narcotráfico.
Este fin de semana, en su cuenta de Twitter, el general Vladimir Padrino, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada de Venezuela, informó: “nuestro espacio aéreo se respeta y se defiende. Avion Citation 525, declarado hostil inutilizados por CODAI Sur Apure”.
La aeronave con matrícula de Estados Unidos N-770PJ, que invadió su espacio aéreo, fue destruida en una pista clandestina de la región de Apure -limítrofe con la frontera de Colombia-, en la que son frecuentes las incursiones de los narcotraficantes, de acuerdo con las autoridades locales.
El diario “El Nacional” de ese País, destacó que “fuentes de inteligencia señalaron que ese bimotor estaba en poder de operadores del Cártel de Sinaloa, quienes desde finales de 2013 intentan sacar los cargamentos de cocaína almacenados en el Estado venezolano fronterizo con Colombia”.
Aunque el mensaje de Padrino indica que se trata de un Citation, la fotografía de la aeronave y las siglas coinciden con las de un Hawker Siddeley HS-125 robada en México.
Destaca en este incidente, que la aeronave, al parecer propiedad de la empresa JETNET, “desapareció” o fue robada horas antes, el mismo 6 de junio, del Aeropuerto Internacional de Mérida, Yucatán, por lo que las autoridades locales iniciaron una indagatoria, la cual ya fue atraída por la delegación de la PGR en esa Entidad.
La denuncia en México fue presentada por Eduardo Alberto Romero del Valle, copiloto de la aeronave, quien en sus declaraciones indicó que viajaba con el piloto Óscar Armenta. De acuerdo con la bitácora de vuelo, procedían de Estados Unidos, y realizaron una primera escala en el aeropuerto de Pachuca, Hidalgo, del que partieron alrededor de las 19:00 horas del viernes pasado.
Siguieron con el plan de vuelo y arribaron después de las 21:00 horas a la terminal aérea de Mérida, para abastecerse de combustible, de acuerdo con el testimonio del copiloto, quien detalló ante el Ministerio Público que el destino final del viaje era Chichen Itzá; pero continuarían el viaje durante la mañana del sábado, por lo que el aparato quedó en uno de los hangares.
Al día siguiente, la aeronave había “desaparecido” así como el piloto Óscar Armenta, por lo que Romero del Valle decidió presentar la denuncia de hechos correspondiente. De acuerdo con las investigaciones, este operador desconocía el tipo de cargamento que transportaba el aparato.
Las autoridades federales consultadas indicaron que hasta el momento se desconoce el paradero del piloto, y se indaga con la empresa propietaria el servicio que prestaba la aeronave, ya que ante las circunstancias en que se “esfumó” del aeropuerto, no se descarta que transportara droga, o que fuera robada para ser utilizada después en el trasiego ilegal de la misma. La inutilización del aparato horas después en Venezuela, es un indicio más que apunta sobre esta línea.
Aunque las fuentes consultadas, indicaron que desconocen si el Gobierno de Venezuela, vía diplomática, solicitó informes sobre la aeronave en su tránsito por México.