Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, indicó ayer que el caso de la masacre de 72 migrantes en Tamaulipas en 2010 podría derivar en una nueva recomendación del organismo.
Luego de que la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho presentara dos demandas de amparo contra la CNDH por su recomendación sobre el caso, el asunto fue turnado de la Quinta a la Sexta Visitaduría General.
Plascencia refirió que la Sexta Visitaduría ha logrado contactar a seis familiares de las víctimas, quienes han revelado nuevos datos que, dijo, se darán a conocer en su momento.
“Hay un expediente abierto, con el objetivo de poderle dar seguimiento a estas peticiones que han formulado algunos familiares de (víctimas de) la masacre, ya las daremos a conocer en su momento. Se van a sorprender de lo que nos han dicho y de cómo la realidad es otra”, expresó en entrevista al término de evento de la CNDH y el SNTE.
Puesto que se abrió un nuevo expediente de queja, señaló, hay posibilidad de que se emita una nueva recomendación.
Insistió en que las puertas de la CNDH están abiertas para los representantes de las víctimas, quienes han acusado la inacción del organismo en este caso por no consultar a los familiares y no indagar la responsabilidad del Estado en la masacre.
“Reitero la invitación a todo aquel abogado, representante de alguna víctima, que se acerquen a la Comisión Nacional, si desean recibir algún apoyo o ayuda”, dijo.
“La CNDH busca ayudar a todo aquel que acude a la institución; aquel que no acude, lamentablemente no hay forma de poderlo ayudar”, insistió.