Banner

Por Mayolo López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los gobernadores priístas de Chihuahua, Chiapas, Veracruz, Michoacán y Quintana Roo rechazaron que estén interesados en frenar la reforma política-electoral, como acusara recientemente el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero.
Entrevistados por separado en Los Pinos, donde atestiguaron la presentación de una campaña pro turismo, los mandatarios confiaron en los congresos estatales aprueben cuanto antes la armonización de sus leyes con la reforma constitucional.
“No veo ninguna razón, no hay indicio alguno en los congresos estatales que reflejen en ese sentido las cosas”, atajó el chihuahuense César Duarte.
El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, desestimó los señalamientos de Acción Nacional y simplemente se concretó a señalar que la discusión descansa en manos del Legislativo.
“Esa es su opinión (la de Madero), pero no es así. Y esa es una discusión que hacen los legisladores”, aclaró.
El veracruzano Javier Duarte aseguró que en esa Entidad ya había sido presentada “la adecuación y normalización” necesaria.
Fausto Vallejo, gobernador de Michoacán, informó que su Gobierno ya trabaja “para que sea aprobada” la armonización, aunque reparó en que “está en manos del Congreso del Estado”.
El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, dijo que desconocía por qué el PAN formulaba esas acusaciones.
“Analizaremos, desde luego, nuestra posición institucional, y serán los congresos estatales los que harán la armonización de la ley electoral”, planteó.