Por José David Estrada
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los representantes de los partidos políticos avalaron en sus términos el proyecto de ampliación presupuestal que les planteó el Instituto Nacional Electoral por 230 millones de pesos, que representan un incremento de 2.9% del gasto operativo, que supera los 8 mil millones de pesos en 2014.
“Este ejercicio, que fue muy transparente con los partidos y de mucha racionalidad presupuestal, concitó el apoyo de los institutos políticos”, comentó el consejero Ciro Murayama tras concluir la reunión con los representantes partidistas.
El también presidente de la Comisión temporal de Presupuesto defendió el incremento en el gasto del INE con el argumento de que es racional y busca garantizar los nuevos derechos contemplados en la reforma electoral.
“¿Quieren recortar? Vamos recortando derechos, pero si estamos en una vía de reconocer derechos, pues vamos a garantizarlos”, comentó Murayama.
“México es un País donde está muy mal visto el gasto público y somos una vergüenza en recaudación y en gasto. Todos los países donde hay derechos económicos, sociales y políticos salvaguardados, los estados gastan para garantizarlos. La idea neoliberal de que todo gasto es perverso, le ha hecho mucho daño al desarrollo de México”.
La propuesta de ampliación incluye 17 proyectos especiales por un monto total de 102 millones de pesos, entre los que está el del sistema para la recepción de materiales de partidos políticos para radio y televisión, bautizado como el Youtube del INE, el cual costará 5.7 millones de pesos.
También se incluye el centro de consulta para partidos políticos del Registro Nacional de Electores, el cual se proyectó por 15 millones de pesos; la instalación de módulos de atención ciudadana adicionales por 25 millones de pesos; y el proceso para designar a los 119 consejeros de los Organismos Públicos Locales Electorales, por 6.5 millones de pesos, entre otros.
La ampliación presupuestal deberá ser aprobada por el Consejo General del INE en su sesión del 20 de junio próximo para, posteriormente, ser enviada a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su autorización.