Banner

Por José David Estrada
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El PRI no aceptará chantajes, chicanerías ni tácticas dilatorias, advirtió ayer el senador David Penchyna, luego de que el PRD y el PT abandonaron la discusión del primer dictamen en materia energética.
“Tenemos la firme voluntad de regresar a la mesa. No vamos a permitir ni el chantaje, ni una campaña dilatoria de medias verdades que son mentiras completas”, dijo el legislador priísta.
Acompañado por legisladores de su partido, del PAN y el PVEM, el priísta ofreció una conferencia de prensa después de que las fracciones del PRD y el PT abandonaron el trabajo en comisiones unidas.
“Es una voluntad permanente de detener el procedimiento de discusión a través de una serie de interpretaciones y de mañas para no proceder a lo que una mayoría desde diciembre pudo construir”, reprochó a las fracciones de la izquierda.
Entre el lunes pasado hasta ayer, dijo, en comisiones los senadores perredistas han hecho uso de la palabra durante 800 minutos y han abarcado más del 70% del total de intervenciones.
“Se nos ha acusado de que no los dejamos hablar; de que se les están conculcando sus derechos.
“Lo ha visto todo México y ustedes han sido testigos de lo que parece en muchas ocasiones una práctica dilatoria; un conjunto de ofensas, una intención de querer reventar las cosas, una provocación permanente de faltar al respeto”, arremetió.
El legislador hidalguense defendió que en comisiones unidas se trabaje sin que esté presente el número de senadores necesario para declarar quórum legal.
“Desde el 26 de mayo, con todos los integrantes de las comisiones presentes, instalamos en sesión permanente, y entre tanto, no haya un procedimiento que requiera quórum, es posible sesionar”, sostuvo.