Por Claudia Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Senado pretende modificar la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto de la nueva la Ley de la Industria Eléctrica, para incrementar las sanciones que se aplicarán a los operadores del sector.
De acuerdo con el proyecto de dictamen distribuido ayer por la noche por las comisiones de Energía y Estudios Legislativos Primera, las penas económicas mínimas pasarán del 0.5 al 2% de los ingresos brutos percibidos en el año anterior, por incurrir en cualquiera de las faltas contempladas en un listado de 16 incumplimientos.
Entre las causas de infracciones se encuentran la suspensión del servicio de transmisión o distribución de forma generalizada sin causa justificada.
También se propone incrementar la sanción mínima de 10 mil a 50 mil salarios mínimos por incurrir en cualquiera de las nueve situaciones contempladas en el proyecto.
El castigo monetario aplicará por ocultar información a la autoridad, realizar labores de mantenimiento sin autorización, así como incumplir disposiciones en materia de calidad, confiabilidad y seguridad.
Por otro lado, las sanciones mínimas también pasarán de 2 mil a 10 mil salarios mínimos cuando se suspenda el suministro al usuario final sin causa justificada, no se cumplan las condiciones generales para la prestación del suministro eléctrico o se impida el acceso a los verificadores y subinspectores, entre otras.
Se plantea una multa que puede ir del 10 al 20% del valor de los insumos adquiridos si se incumple con los porcentajes mínimos de contenido nacional.
Las modificaciones, que empezarán a discutirse el lunes de la próxima semana en las comisiones del Senado, redistribuyen las facultades entre las autoridades del sector.