Banner

Por José David Estrada
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) será disminuida para poder concretar la reforma energética, según se desprende del dictamen de la Ley de Industria Eléctrica que estudia el Senado de la República.
El artículo cuarto transitorio de dicha ley establece que la CFE deberá realizar la separación contable, operativa, funcional y legal a cada una de las actividades que lleva a cabo hasta el momento, como lo son la generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica.
“La separación señalada en este artículo se realizará con el presupuesto autorizado de la Comisión Federal de Electricidad. El proceso se realizará con la participación que corresponda al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes”, apunta el Cuarto transitorio.
El proyecto de dictamen establece que se respetarán los derechos laborales de los actuales trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad.
El lugar de la CFE en la rectoría del sector será ocupado por el Centro Nacional de Control de Energía, el cual deberá ser creado por decreto presidencial a más tardar seis meses después de la entrada en vigor de la nueva ley.
“Este organismo garantizará que la energía suministrada al sistema y a los usuarios sea siempre la que provenga de las fuentes más económicas y a su vez garantizará el acceso abierto y no indebidamente discriminatorio a la red de transmisión y redes generales de distribución”, apunta el texto que estudian los senadores.
En cada una de las fases de la industria eléctrica, la nueva ley permite la entrada de empresas privadas.
Inclusive en el área de transmisión y distribución de la energía eléctrica, que se sigue manejando con una red nacional propiedad del Estado, las empresas estatales podrán suscribir contratos con terceros para que la operen.
Las centrales eléctricas que son actualmente propiedad de la CFE también podrán ser asignadas a jugadores privados para su operación.