Las organizaciones criminales están obteniendo fuertes ganacias


EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El Gobierno de Estados Unidos, alertó de la venta de medicamentos que de manera ilegal realizan nuevos “cárteles” mexicanos dentro de territorio estadounidense donde ese mercado tiene un valor de 25 mil millones de dólares al año y del cual esas organizaciones están obteniendo fuertes ganancias.

A través de investigaciones, el Departamento de Justicia ha identificado sitios en Internet a través de los cuales los cárteles venden los medicamentos, y en otros casos esas organizaciones lo hacen de manera directa sobre todo en las entidades de Estados Unidos que hacen frontera con México.

El consumo de medicamentos ha superado el de cocaína y heroína en Estados Unidos debido a que son sustancias altamente adictivas, por lo que se han incrementado a 30 mil el número de fallecimientos al año, por sobredosis de fármacos sin receta, señala información de la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Un total de 6.8 millones de estadounidenses abusaron del uso de medicamentos en el 2012 de acuerdo con la Encuesta Nacional de los Servicios de Salud sobre el Abuso de Sustancias y Salud Mental, y el uso de drogas dado a conocer en el 2013.

“La mayor parte del trabajo se ha centrado en el combate a los cárteles del narcotráfico los que operan marihuana, cocaína, metanfetaminas, heroína, pero existen otros que se centran en los medicamentos porque el mercado es muy grande y esos grupos lo saben”, explicó un agente de la agencia antidrogas.

Conocidos como “los nuevos cárteles de medicamentos” las organizaciones delictivas mexicanas ofrecen medicamentos farmacéuticos especialmente analgésicos, como el oxycotin o vicodin, que son de uso controlado en Estados Unidos, pero con precios que les permiten tener clientes y no perder, señaló.

Tan sólo en California han sido procesados por el tráfico ilícito de medicamentos: programadores web, mensajeros, taxistas, médicos, pandilleros y empleados de farmacias, incluyendo mexicanos pero la mayor parte son estadounidenses.

Cifras de la agencia antidrogas indican que el mercado negro de medicamentos ha generado un aumento de 100 mil millones los costos del Sector Salud para atender a consumidores de fármacos que los obtienen de manera ilegal, siendo los adolescentes los más propensos a hacerlo, incluso por arriba de la marihuana, convirtiéndose las prescripciones en la primera droga con la que experimentan.

Más del 80% de las personas que han comprado medicamentos de manera ilegal en Estados Unidos han reportado que los han obtenido a través de dealers o traficantes, y sólo el 3% por medio de Internet pero este último ha comenzado a ser utilizado al no estar regulado y evadir controles.

A principios de mayo la agencia antidrogas informó que en los últimos cuatro años ha logrado recolectar 390 toneladas de medicamentos a través de 6 mil 072 ubicaciones de la DEA y otros 4 mil 423 lugares de autoridades estatales, locales y tribales. El propósito es sacar de circulación los medicamentos que recibieron estadounidenses de manera legal pero que ya no están utilizando.