Banner

Alemania celebra con goleada a Portugal sus 100 partidos de Copa del Mundo


Staff
AGENCIA REFORMA
SALVADOR.- Alemania no tuvo necesidad de pisar el acelerador para celebrar sus 100 partidos de Copa del Mundo con una tunda monumental sobre Portugal.
Uno de los partidos que se antojaba más parejo y de lo más atractivo de la Fase de Grupos, acabó con un contundente 4-0 a favor de la Mannschaft, por el Sector G.
Thomas Müller, goleador del último Mundial, comenzó el actual gritando que no será fácil arrebatarle el título y se despachó con tres goles ante un cuadro luso con mala suerte, pobre actitud y, sobre todo, escaso futbol.
Aunque Cristiano Ronaldo tuvo la primera con una escapada que contuvo Manuel Neuer, esa fue la última llegada antes del recital germano. El "7" no fue ni su sombra.
Mario Götze fue derribado en el área por Joao Pereira. Penal que Müller mandó a la red al 12'. Mats Hummels hizo el segundo al 31'.
Y aunque la ventaja de 2-0 ya lucía muy pesada, la roja a Pepe acabó con toda esperanza. Müller exageró un manotazo del zaguero en una disputa de balón, el luso fue a reclamarle que no se tirara y le tocó con la cabeza; el alemán se levantó como cohete y ambos se hicieron de palabras. El árbitro Milorad Mazic determinó echar a Pepe, al 37'.
Minutos después, Paulo Bento debió quemar su primer cambio por lesión de Hugo Almeida -ingresó Éder-, y con un hombre menos, Portugal se fue fundiendo. De hecho, el segundo fue por la misma circunstancia, Fabio Coentrao salió al 65' por Andre Almeida.
Müller firmó su doblete, el 3-0, justo antes del descanso.
El segundo tiempo fue casi un trámite. Con los portugueses fundidos físicamente, Andre Schürrle tuvo completa facilidad para servir un centro por la derecha. Rui Patricio manoteó débil el balón, dejándolo en los pies de Müller, quien no desperdició el obsequio.
La única mala noticia para Alemania fue que Hummels debió salir por lesión al 73'.
El panorama se complica para Portugal en un grupo fuerte con Estados Unidos y Ghana, y con la obligación de revertir un negativo saldo de goles.
Con la canciller Angela Merkel alentando en las tribunas, Alemania confirmó su etiqueta de favorita.