EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El cardenal Norberto Rivera Carrera sostuvo que la Iglesia está abierta a todo mundo para quien es o no católico, para quien sea de cualquier partido político, aunque a veces algunos sacerdotes cierran sus parroquias “porque están abundando las ratas en esta ciudad, pero las ratas de dos patas”.
Durante su homilía en la misa con motivo del Jueves de Corpus celebrada en la Plaza de Tlaxcoaque, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, Rivera Carrera se refirió también a la difícil situación que viven migrantes y emigrantes en México que salen de sus lugares de origen para buscar mejores oportunidades de trabajo, en el marco de lo cual llamó a cambiar el rumbo del País.
“A nuestros inmigrantes y emigrantes, muchas veces los tratamos como si fueran delincuentes. Esta es una verdadera tragedia tanto en nuestro País como en el País del Norte”.
“Nosotros nos quejamos de lo que allá les hacen a nuestros paisanos, pero muchas veces aquí hacemos cosas peores, quienes los que los deberían de cuidar no los cuidan, pero aquellos que deberían ser cercanos porque están en la misma condición de pobreza los agreden, los maltratan y los matan. Hermanos, de verdad tenemos que cambiar este rumbo que tiene nuestro País”.
Rivera Carrera quien después de la misa encabeza una peregrinación de la Plaza de Tlaxcoaque a la Catedral en la que participan decenas de personas que caminan por la calle 20 de Noviembre, resaltó que cada nación está en su derecho de cuidar sus fronteras y los trabajos de su propio País.
“Pero a nadie se le puede negar ese derecho a la vida, a crecer, a dignificarse. Y muchas de estas personas han quedado en nuestro País de manera trágica. El único delito que tienen es andar buscando un trabajo, una mejor vida por eso vienen peregrinando”.
Acompañado de sacerdotes y obispos auxiliares de la Arquidiócesis de México, Rivera Carrera hizo un llamado a concretar caminos nuevos para promover un mayor respeto y ayuda para los migrantes que buscan mejor condición de vida.
“Todos tiene derecho a eso, no han cometido delitos”, insistió.