Banner



Por Juan Carlos Orozco
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El costo del dinero para los bancos y otros prestamistas dista mucho de las tasas que cobran a sus clientes.
La tasa de fondeo del sistema financiero mexicano fluctúa entre el 3 y el 7.5%, según instrumento y plazo.
En tanto, en México hay créditos personales sumamente costosos.
Por ejemplo, la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) Crédito Familiar, subsidiaria de Scotiabank, impone una tasa de interés de 96% anual al otorgar un crédito personal de 50 mil pesos, pagadero en 24 mensualidades.
En contrataste, la holding de este banco ofrece una tasa de 23.35% para un crédito personal por la misma cantidad y pagadero en el mismo plazo.
Al término de los 24 meses, quien contrató con Scotiabank habrá pagado intereses por 16 mil 666 pesos, mientras que el cliente de Crédito Familiar habrá desembolsado 84 mil 425 pesos por concepto de intereses.