Banner

Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La administración del Presidente Enrique Peña Nieto dejó morir definitivamente proyectos que fueron considerados con potencial durante el sexenio de Felipe Calderón.
Ello a pesar de que algunos son necesarios.
El Programa Nacional de Infraestructura 2007-2012 tuvo un apartado de proyectos potenciales, que, a diferencia del resto, no eran considerados promesas. La mayoría de éstos ya no fueron incluidos en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018.
Entre los proyectos desechados están el puerto de Punta Colonet; la Presa La Parota, y el Aeropuerto de la Riviera Maya, pero también el cruce ferroviario de Colombia, Nuevo León; el Tren Puebla-Tlaxcala; el Libramiento de Guadalajara; el libramiento de Ciudad Juárez, entre otros.
La viabilidad del primero de estos proyectos - Punta Colonet - fue descartada mediante un estudio que se hizo público el último día de la administración calderonista.
El puerto de altura, que requería una inversión de 11 mil 200 millones de pesos, ya no era posible, porque la crisis económica internacional cambió el panorama del comercio mundial.
Por otra parte, quedaron también en el aire proyectos ferroviarios como el cruce ferroviario de Colombia, en Nuevo León, pese a que el propio Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes para este sexenio advierte que existe un déficit de conectividad ferroviaria en la frontera con Estados Unidos.
Su inversión habría sido de mil 100 millones de pesos.
En el apartado de los proyectos potenciales que ya no se realizaron están también el Tren Puebla-Tlaxcala, con 900 millones; el Libramiento de Guadalajara, con 3 mil millones, entre otros.