Por Rachel García Vega
TRIBUNA
El periodo de graduaciones ha ocasionado que cientos de familias se hayan visto obligadas a empeñar sus artículos de valor, motivo por el cual la afluencia en ese tipo de establecimientos se ha visto incrementada en un 30 porciento aproximadamente.
Lo anterior, fue dado a conocer por los mismos propietarios y trabajadores de Casas de Empeño del primer cuadro de la ciudad quienes coincidieron que el fuerte gasto que representan las fiestas de graduación es lo que obliga a los cajemenses a recurrir a ese tipo de empresas.
y vuelve a normalizarse, pero días antes del inicio del ciclo escolar en agosto vuelve a registrarse un repunte, expresó la joven Maura quien prefirió no dar sus apellidos.
Dio a conocer que para apoyar a los pignorantes muchas casas de empeño no solamente reciben joyas, también electrónicos y electrodomésticos.
Sin embargo, lo más común que empeñe la gente es la joyería de oro, debido a que su valor es mayor y tienen la oportunidad de recibir mucho más por una sola pieza.
Por su parte, el joven Jorge Silva, dijo que una de las recomendaciones para los pignorantes que visiten las Casas de Empeño en los próximos días, es que tengan en cuenta que en este momento la situación es difícil, por lo que es importante que regresen por sus empeños, debido a que hacerse nuevamente de esas cosas de valor es difícil.
La intención de nosotros no es despojar a los pignorantes de sus pertenencias, sin embargo este es un negocio y los intereses que se aplican al momento que las personas acuden a realizar un empeño son accesibles y se les dan otro tipo de facilidades, por lo que ya es cuestión de ellos si regresan por ellos o los pierden.