Banner



Por Yáscara López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Cuando Isaac Ortega llegó a su casa, luego de trabajar en el campo, notó la ausencia de su nieto Job, de 2 años.
Preguntó a su hija Bernarda por él y ella contestó molesta, entre dientes, que ya lo había vendido.
El anciano insistió, pues no creía la respuesta, pero la mujer de 23 años le pidió que no la molestara.
Cuando dieron las 23:00 horas y notó que el niño no aparecía llamó a una patrulla que fue a su casa en la colonia La Asunción, en Tláhuac.
En la averiguación previa FNNA/59/T1/1790/14-06, por el delito de tráfico de menores, Isaac Ortega narra que encontró 20 mil pesos en el ropero de su hija, y entregó el dinero a las autoridades.
Bernarda, quien trabajaba por las noches vendiendo flores afuera de bares y antros, reconoció que vendió a su hijo.
Junto con Eduardo Navarro Ramírez, su ex pareja y padre biológico de Job, pidió a David Patlán Mujica, un amigo, que consiguiera compradores, los cuales hallaron en Ecatepec.
En cuanto tuvieron la denuncia, agentes de la Fiscalía de Niños, Niñas y Adolescentes iniciaron la búsqueda de Job, quien fue localizado el fin de semana pasado en una casa de Ecatepec.
Bernarda, Eduardo Navarro y David Patlán fueron detenidos y enviados, ella al Penal Femenil de Santa Martha, y ellos al Reclusorio Norte.
Los compradores lograron escapar.
Ahora, Isaac y su esposa cuidarán de Job al igual que de su hermano Alex, de 4 años.